domingo, 28 de agosto de 2011

Las siete reglas de Paracelso


1º Lo primero es mejorar la salud.

Para ello hay que respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando bien los pulmones, al aire libre o asomado a una ventana. Beber diariamente en pequeños sorbos, dos litros de agua, comer muchas frutas, masticar los alimentos del modo más perfecto posible, evitar el alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un tratamiento. Bañarte diariamente, es un habito que debes a tu propia dignidad.

2º Desterrar absolutamente de tu ánimo, por mas motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.

Huir como de la peste de toda ocasión de tratar a personas maldicientes, viciosas, ruines, murmuradoras, indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores por natural bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman la base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de importancia decisiva: se trata de cambiar la espiritual contextura de tu alma. Es el único medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

3º Haz todo el bien posible. 

Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna persona. Debes cuidar tus propias energías y huir de todo sentimentalismo.

4º Hay que olvidar toda ofensa, mas aun: esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo. 

Tu alma es un templo que no debe ser jamás profanado por el odio. Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así de pronto, tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en si, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5º Debes recogerte todos los días

 en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada. Esto fortifica enérgicamente el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con las buenas influencias. En este estado de recogimiento y silencio, suelen ocurrírsenos a veces luminosas ideas, susceptibles de cambiar toda una existencia. Con el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente por una voz interior que te guiara en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon de que habla Sócrates.

6º Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales. 

Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás, aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7º Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el DIA mañana. 

Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien. Jamás te creas solo ni débil, porque hay detrás de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu no habrá mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes temer es a ti mismo. El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas influencias y con ellas el desastre. Si estudias atentamente a las personas de buena suerte, veras que intuitivamente, observan gran parte de las reglas que anteceden. Muchas de las que allegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan. Por otra parte, la riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la dicha más duradera solo se consigue por otros caminos; allí donde nunca impera el antiguo Satán de la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo. Jamás te quejes de nada, domina tus sentidos; huye tanto de la humildad como de la vanidad. La humildad te sustraerá fuerzas y la vanidad es tan nociva, que es como si dijéramos: pecado mortal contra el Espíritu Santo.


   Paracelso.                                                     



biografía

lunes, 15 de agosto de 2011

PRACTICA DE LA PRESENCIA - MAESTRO EL MORYA



No sólo la Ley Cósmica lo permite sino que exige que la humanidad utilice las Palabras “YO SOY” con la Comprensión de que constituyen el Poder Infinito, y que cada uno tiene esta gran “Presencia de Dios” individualizada, la cual suministra Vida e Inteligencia para actuar. Sólo existe esta Fuente Una, un Punto o Foco de Luz al cual pueden acudir. A menos que lleguen a este Punto en su atención, no podrán tener Su Liberación y Perfección. Tampoco ustedes ni nadie en la Tierra podrá expandir la Luz en gran medida hasta que le den su atención a su propia “Magna Presencia YO SOY” y la mantengan allí.


Con esto no quiero decir que tengan que interrumpir sus actividades a fin de darle su atención a la “Presencia”; pero cuando tienen un momento de calma en su actividad externa, pueden volver su atención a la “Magna Presencia YO SOY “. Por ejemplo, las damas o los caballeros que trabajan en tiendas por departamentos pueden regresar a la “Presencia” durante algunos momentos entre actividades- aún cuando su atención esté constantemente orientada aquí, allá y por doquier con respecto a los requerimientos. No hay persona que no tenga uno o dos minutos en los cuales pueda volver su atención a la “presencia” y recibir Su Carga de vuelta a sí mismo y a su mundo. Esto se llama “La Práctica de la Presencia”; y cuando lleguen a hacer eso, Amados Míos, experimentarán resultados que satisfarán al más exigente.

Extracto del Libro: “Luz de Los Maestros Ascendidos” Vol. 2 // Cáp. 18 - Discurso de El Morya
 
de la Web
 
 
 

domingo, 14 de agosto de 2011

EL VALOR DEL AMOR




Todas las pruebas en nuestra vida nos hacen amargos o dulces,
Cada problema viene a hacernos o rompernos,
¡La elección es nuestra, para convertimos en víctimas o victoriosos!


Una pequeña historia, compartida por un verdadero bien intencionado:

Había una vez en la que todos los sentimientos y las emociones se fueron a una isla costera para pasar unas vacaciones. De acuerdo con su naturaleza, cada uno estaba pasando un buen rato. De repente, una advertencia de una inminente tormenta fue anunciada y a todo el mundo se le aconsejó evacuar la isla.

El anuncio causó pánico repentino. Todos corrieron a sus botes. Incluso barcos dañados fueron reparados con rapidez y arreglados para el cometido. Sin embargo, el Amor no quiso huir rápidamente. Había mucho que hacer. Pero a medida que las nubes se oscurecían, el Amor se dio cuenta de que era hora de irse. Por desgracia, no había botes de sobra. El amor miró a su alrededor con esperanza.

En ese momento, pasó por la Prosperidad en un barco de lujo. El amor le gritó, "Prosperidad, ¿podrías llevarme en tu barco?". "No", respondió la Prosperidad ," mi barco está lleno de bienes preciosos, el oro y la plata. No hay lugar para ti".

Un poco más tarde, la Vanidad vino en un barco hermoso. Una vez más el Amor gritó: "¿Podrías ayudarme Vanidad? Estoy varado y necesito salir. Por favor, llévame contigo ". La Vanidad respondió con altivez: "No, no puedo llevarte conmigo. Mi barco se ensuciará con tus pies de barro".

El dolor pasó por algún tiempo después. Una vez más, el Amor pidió ayuda. Pero fue en vano. "No, no puedo llevarte conmigo. Estoy muy triste. Quiero ser yo mismo".

Cuando la Alegría pasó por unos minutos más tarde, el Amor volvió a llamar para pedir ayuda. Pero la Alegría era tan feliz que no miró a su alrededor, no le preocupaba a nadie. El Amor estaba cada vez más inquieto y abatido.

En ese momento alguien gritó: "Ven Amor, te llevaré conmigo." El Amor no sabía quien estaba siendo tan magnánimo, pero brincó a la barca, muy aliviado de que llegaría a un lugar seguro.

Cuando se subió al barco, el Amor se encontró con el Conocimiento. Desconcertado, el Amor le preguntó, "Conocimiento, ¿sabes quién tan generosamente me levantó justo cuando nadie más quiso ayudar?". Conocimiento sonrió, "Oh, ese fue el Tiempo!". "¿Y por qué el Tiempo se pararía para recogerme y llevarme a un lugar seguro?", Se preguntó el Amor. El Conocimiento sonrió con profunda sabiduría y contestó: "Porque el tiempo sólo conoce tu verdadera grandeza y de lo que eres capaz. Sólo el Amor puede traer la paz y mucha felicidad a este mundo. "

Cuando somos prósperos, pasamos por alto el Amor. Cuando nos sentimos importantes, nos olvidamos de AMOR. Incluso en la Alegría y el Dolor olvidamos el amor. Sólo con el Tiempo nos damos cuenta de la importancia del Amor!



de la Web
 
 

martes, 2 de agosto de 2011

Habla la Amada Madre María:

Amados hijos del Unico Eterno Dios, Les traigo a ustedes este día la Paz del Cielo, la Paz que sus queridas almas requieren tanto, a fin de poner dentro del Patrón Divino sus sentimientos, sus pensamientos, sus memorias y su carne.


¡Sin Paz no existe alma no ascendida quien conozca la estabilidad de morar constante y conscientemente en el Corazón y Presencia de Dios! Así que a medida que Nosotros escuchamos sus bellos decretos, canciones, visualizaciones y llamados en favor de la Curación Divina Les estamos irradiando Paz. Esta es la Puerta Abierta que Nos permitirá asistirles en alcanzar el Estado de Salud, que es en definitiva el Estado de vibraciones armoniosamente ajustadas.

Despójense, hijos de Dios de cualquier energía de discordia con la cual puedan haber llegado y ábranse a la Paz del Cielo activándose hoy para canalizar las Corrientes de Energías Curativas que están a disposición de todo aquel que se abra y se entregue a la Curación Espiritual.

La mayoría de ustedes, durante toda esta vida, han buscado Paz, Salud, Armonía sostenida, pero nunca encontrarán Paz permanente hasta que la hayan encontrado dentro de ustedes mismos.

Cultivar la Paz Interna fue lo que Me permitió ser Victoriosa en cada faceta de Mi Servicio en la Tierra, porque si no hubiera mantenido Mi Paz no habría ninguna Dispensación Cristiana... Así que sé de lo que les estoy hablando.

Así que Les digo ahora, mientras todavía están en este estado de "infancia espiritual", mientras todavía están tratando de alcanzar un entendimiento: "Con todo tu entendimiento, obtén Paz" -no un sentimiento superficial de energía controlada por su voluntad, sino un sentimiento interno de una Paz profunda, duradera que no pueda ser perturbada... La necesitan para su Curación... Apliquen ante Nosotros solicitando que carguemos sus mundos de Paz, dejando que el sentimiento de Paz se expanda a través de sus cuatro cuerpos inferiores curándolos, armonizándolos. Si realmente desean esta Paz que podemos y queremos darles, deben darnos la oportunidad de cargar Nuestros Sentimientos dentro de sus mundos, Nuestros sentimientos son la sustancia real de Nuestra vida y únicamente podemos darles esta bendición a través de su atención sostenida en nosotros y no en la aflicción. Dennos rítmicamente su atención cada día y reciban la Paz y Curación que estén requiriendo.

La Paz es Positiva, con el conocimiento completo de que lo correcto está siendo hecho por y a través de ustedes mismos y la Paz está también en el entendimiento de que su prójimo esta haciendo lo mejor que puede de acuerdo a su propia Luz - mayor o menor como pueda ser. Su Paz se sostiene también mediante su desarrollo de la capacidad para retirar sus manos de la energía de las demás personas, dándoles libertad de expresión, y colocar sus manos en las Nuestras unificándose a Nosotros para ver lo que puede ser hecho para armonizar todas las cosas mediante la radiación de Nuestras vidas llevando curación física o del alma a todo el necesitado.

Oh... Cómo anhelo el día que amanezca cuando ustedes completamente y para siempre hayan perdido la capacidad de crear o aceptar la discordia y dejen de crear causas que traen efectos de dolor y enfermedad... Trabajen diligentemente hacia ese día y conviértanse en una presencia confortadora para toda vida irradiando el perfume de la Paz... Los ángeles los acompañarán todo el tiempo.

Les extiendo Mis Manos y Les envuelvo en mi Amor Curativo para sellarlos en mi Paz.

de la Web  

LA SERENA EXPECTACIÓN - Agni Yoga por VICENTE ANGLADA





                                                                       

Descripción de la conferencia

La Serena Expectación es el camino iniciático de la Nueva Era: “es vivir sin esfuerzo, y no hay mayor esfuerzo que vivir sin esfuerzo”. Si estamos siempre a la silente espera de acontecimientos cósmicos en nuestro interior, abriremos más rápidamente el Antakarana que a través de las disciplinas del Raya-Yoga. La Serena Expectación es un impulso del 1er Rayo. La Iniciación es el predominio de la atención. La liberación es el resultado de la atención que ha provocado una serena expectación. Lo que le sucede al iniciado que ha dejado el cuerpo físico. De cómo reorientar nuestras energías actualmente. ¿Qué entendemos por meditación? La originalidad, la autoconciencia astral y los complejos psicológicos.

                                                                                                   Vicente 15 de Mayo de 1988

Vicente. — En un principio se le exigía y, aún en ciertos casos actuales también, siete años de silencio al discípulo antes de poder hablar en presencia del Maestro. Como que el Maestro es la representación de la Humanidad, este contexto de siete años de silencio tiene una importancia básica, fundamental, porque nos da noción de estados de ser que van viniendo a nosotros por la fuerza de las circunstancias y por la fuerza misma de la evolución. La Era de Piscis fue una era de esfuerzos, de disciplinas, de litigios, de extra-polarizaciones mentales, de visiones, de sentirse siempre en el trance de pedir ayuda a los Maestros o a los grandes discípulos, pero ahora, todo ha cambiado, desde hace unos sesenta años, aproximadamente, todas las técnicas de entrenamiento espiritual en los ashramas, a partir ya de la zona de aprendizaje es vivir sin esfuerzo, porque no hay mayor esfuerzo que vivir sin esfuerzo, sin esforzarse, me refiero. Siempre estamos esforzándonos en un sentido o en otro, siempre estamos tratando de ponernos en situación de conquistadores. La técnica de la Nueva Era es de descubridores, están tan atentos que descubren cosas, no tienen que pasar por la acción; el esfuerzo es rudimentario, es el esfuerzo del hombre de las cavernas, es el esfuerzo de los grandes animales para subsistir en aquellos tiempos en que el planeta era totalmente ígneo, hasta llegar a un punto en que el esfuerzo se hizo general y la humanidad viene impregnada de esfuerzos, disciplinas, que si lo analizáis son los recuerdos subconscientes de vuestros pasados respectivos. De manera, que al decir que no hay que esforzarse, no hay que pasarse al extremo de decir que hemos de quedar pasivamente esperando que venga a nosotros los bienes del Espíritu Santo, sino que hay que vivir en un estado de tensión creadora. No se trata de estar pasivamente a la espera de algo que no conocemos que ha de venir, sino a la silente espera de los bienes inmortales, sabiendo que tienen que venir por ley, para responder adecuadamente a los efluvios que van surgiendo de nuestra Mónada espiritual, encubierta por tantos velos de materia, de sustancia etérica de los cuerpos sutiles, y trabajar así siempre en un sentido creador. 

Nunca hay creación cuando hay esfuerzo. Los grandes artistas del pasado pudieron hacer obras realmente creadoras, que se inmortalizaron en el tiempo porque en el momento de la creación estaban serenamente expectantes. No sabían lo que iba a salir, solamente se limitaban a crear, sin deformar con la mente, dejando que fuese el corazón el que dirigiese sus tecnicismos a través de los útiles profesionales de trabajo. Y me pregunto, ¿por qué no podemos hacer lo mismo? Un problema —daos cuenta—, no se resuelve nunca por el esfuerzo, el esfuerzo agiganta el problema, pero, nadie se atreve a dejar el problema tal como es, sino que le agregamos el fuego de nuestra propia voluntad, que no es más que el deseo en manifestación, dicho de otra manera es el libre albedrío que trata de perpetuarse a través del deseo, y cuando el deseo llegue a ser tan intenso, entonces, el problema queda obturado por completo y no tiene, por decirlo de alguna manera, solución. Si estamos siempre a la silente espera de acontecimientos cósmicos en nuestro interior, abriremos más rápidamente el Antakarana que a través de las disciplinas del Raja Yoga. El yoga que sostiene el espíritu de trabajo de los discípulos en la Nueva Era es el Agni Yoga, el Yoga de Fuego, el Yoga de Síntesis o el camino del Corazón Solitario, del corazón que se basta a sí mismo para poder progresar evolutivamente en el tiempo. De manera, que cuando —aunque estemos separados—, hay una unidad subjetiva y esta unidad subjetiva persiste, es porque hemos desarrollado conjuntamente algo de esta serena expectación, serena expectación que no es solamente una expectación mental, sino que es la apertura de una esperanza perpetua que se va revelando progresivamente hasta llegar a un punto en que nosotros nos sentimos dentro del mismo proceso, que nos sentimos maestros de nosotros mismos. Cuando estamos bajo el yugo de la mente concreta, siempre hay una serie de inconvenientes de carácter psicológico, porque la mente se nutre de recuerdos del pasado, así que cuando nosotros decimos: “el presente está aquí”, depende de la quietud de la mente. Si la mente está vacía, lo cual significa que está muy despierta, muy atenta, lo que proviene del pasado no llegará a penetrar en el recinto de la mente; hay una evolución, debido a una potente difusión de las energías del plano búdico, para poder expresar sin esfuerzo todo el conglomerado de hechos y de circunstancias kármicas en nuestra vida. Como digo, y hay que tenerlo muy presente, la Serena Expectación, no es nunca estatismo, no es paralizarnos en el tiempo, es abrirnos a la corriente de vida cósmica que debemos inmortalizar en nuestra vida, haciendo surgir —como es de ley—, el principio único, monádico, que debe transformar constantemente nuestra vida en términos de realización. 

Hemos visto a través del tiempo la evolución de las características psicológicas, hemos sido testigos de hechos y acontecimientos, hemos aprendido la ley de los intervalos creadores, y el día que uno de estos intervalos creadores sea tan dilatado que ya no tiene esperanza de reencontrarse, entonces, habremos adquirido por completo la capacidad o este sentir íntimo de Serena Expectación.  El camino, tantas veces lo hemos dicho, y tantas veces deberemos repetirlo, es la atención. ¿Saben Uds. que la atención es monádica, que no es mental? La intención tiene que reflejarse en la vida a través de la atención. De ahí, que los que progresan dentro de los elementos del género humano, son aquellos que más atentamente está viviendo su vida y la relación social dentro de la cual están inmersos, formando un grupo esotérico —aquí vamos al centro de la gran cuestión—. Un grupo esotérico sin que haya algo de Serena Expectación es una lucha sin fin contra las distintas peculiaridades de los componentes del grupo. No se va a un grupo esotérico para perpetuar el Reino de Dios en la Tierra, como hacen los ashramas, sino que todos van a sentirse regocijados por el amparo común de aquellos que constituyen el grupo, lo cual viene a decir, que todavía no hemos adquirido una potencia psicológica individual, tan singular y tan original que seamos nosotros mismos. Si cada cual dentro de un grupo tuviese ese poder, esta fuerza de originalidad, de espontaneidad, los grupos serían perfectos y habría una unidad interesante y muy estrechamente vinculada con un ashrama de la Jerarquía, y se está trabajando mucho en la Jerarquía, ha dado instrucciones a sus discípulos para que en sus explicaciones, tecnicismos si conviene, en sus modos de hacer y de testificar una presencia inmortal en ellos que sea capaz de atraer la atención de los demás. De manera, que lo primero que hay advertir en un discípulo es la radiación, y la radiación espiritual proviene siempre de la Serena Expectación. Cuando en un grupo esotérico hay una cierta medida de integración, empieza a formarse la base de la Serena Expectación, en un grupo en tales circunstancias no habrá tensiones, no habrá dificultades de atención, sino que todos estarán trabajando al unísono porque están siendo dirigidos por la fuerza del corazón y no por los impulsos a veces tumultuosos de la mente. Hay que tener en cuenta que hablamos en términos de Nueva Era y que todo cuanto hasta aquí ha sido aceptado, porque es una verdad incuestionable, sobre la existencia de los Maestros, sobre los senderos que conducen al discipulado, sobre los senderos que conducen al discípulo al Corazón del Maestro y después a la Iniciación, esto se puede lograr por otros procedimientos más activos. ¿Podríamos conceptuar, por ejemplo, que la Serena Expectación es un impulso de 1º Rayo y no de 2º Rayo como se cree? La gran oportunidad para los aspirantes espirituales en esta Nueva Era, es que acepten el reto de los hechos sin desviar su mirada atenta de aquello que está sucediendo, es decir, que no se distraiga nadie, y a veces un libro esotérico es un motivo de distracción o asistiendo a muchas reuniones de tipo esotérico, sino que hay que estar en un estado de silenciosa espera de aquellos bienes inmortales que estamos invocando constantemente, llegando a un punto de distensión en el cual, inopinadamente, nos damos cuenta que somos radioactivos y que no hay necesidad de hacer otra cosa que permanecer en ese estado de silenciosa espera o Serena Expectación.  A través de este 1º Rayo de atención, que es una modificación natural de la Intención o Propósito de Dios en nosotros, transformamos la intención en atención, de manera que el aspecto principal involucrado es siempre la Mónada, no el Ego. El Ego en este caso está expectante, siguiendo el curso de lo que está haciendo la personalidad, es el foco intermedio, como se dice usualmente, pero para darnos cuenta de la situación, en este caso de la Serena Expectación, tal como puede ser comprendido por unos o por otros, bastará decirles, únicamente, y creo que estarán de acuerdo en que cuando vosotros os sintáis completamente vacíos sin daros cuenta porqué, y volváis a vosotros mismos con una sensación incluso de sobresalto, es que habéis roto las barreras que separan la atención de la intención. Habéis creado un núcleo vital que durará el tiempo que dura un relámpago en el cielo en una noche de tormenta, pero que os dará para siempre la clara visión de lo que tenéis que hacer, de cómo tenéis que comportaros, de cómo tenéis que vivir, de cómo tenéis que escuchar, de cómo tenéis que hablar, de cómo tenéis que leer, de cómo tenéis que hacer todas las cosas. Y es muy difícil crear una atención sin crear a veces una exageración. La Serena Expectación tampoco se entromete en los pequeños actos de la vida cotidiana, que todos estamos pendientes de lo que estamos haciendo porque se nos ha dicho que la atención es necesaria. La atención es para las cosas psicológicas más importantes, hay un subconsciente racial y un subconsciente individual que cuidan de estas cosas, que cuando la atención es muy potente se adquiere una memoria o hábito de atención, y estáis atentos sin daros cuenta, estáis cosiendo, estáis lavando, estáis andando por la calle, estáis en cualquier situación, estáis escuchando a un orador o estáis haciendo cualquier cosa, y sin daros cuenta se despierta algo, porque la atención viene de un proceso anterior y el proceso anterior de la atención ha provocado un sistema automático de conciencia, que no te mete tan dentro de las cosas pequeñas que estáis haciendo, sino que surge espontáneo cuando realmente hay una necesidad verdadera de estar atentos, es, entonces, cuando hay que trabajar. Cuando hay un hecho muy importante en vuestra vida es cuando hay que estar atentos, cuando hay que profundizar la atención, porque la atención al propio tiempo que es una expresión de la Mónada, es también una iluminadora del camino, ilumina el camino del discípulo, y hay una gran relación entre Atención, Serena Expectación, Intención y el Trabajo Preliminar para ingresar en un ashrama de la Jerarquía. 

Una iniciación es el predominio de la atención por encima de lo cotidiano, de lo que hacemos constantemente, la diversión, la distracción y cada paso que va de una a otra iniciación, la Serena Expectación se hace más amplia, y en la 5ª Iniciación, para no recorrer todas las iniciaciones, podemos decir que la Serena Expectación es absoluta. El hombre se ha convertido en un Dios y este Dios está siempre a pesar de todo, a la espera de los bienes inmortales, ha adquirido todas las fases de experiencia de la conciencia en el tiempo, ha trabajado en favor de la humanidad a través de un servicio creador, ha desarrollado el amor en su corazón a extremos ilimitados, incomprensibles para nosotros, se ha despersonalizado por completo, y entonces, forma parte del Reino de Dios. Que vamos a decir que existen nuevas iniciaciones, de acuerdo, pero todas serán salvadas más allá de esto por un tipo de Serena Expectación incomprensible para nosotros, como incomprensible es para nosotros el propósito de la Divinidad aquí en la Tierra. ¿Qué sabemos del propósito? Sabemos del Plan y trabajamos a favor del Plan regido por la Jerarquía y tratamos de adaptarnos a las situaciones creadas por el Plan en nuestra vida de discípulos, y así vamos recorriendo la gran rueda kármica hasta llegar a tener una Serena Expectación o una atención tan espontánea, que ya no tenemos que preocuparnos, es un automatismo que se va agrandando o se va disminuyendo en su poder a medida que los hechos son más o menos interesantes para el yo psicológico o para el alma en encarnación. Es decir, esto creo que lo hemos dicho tantas veces, que pueda parecer reiterativo de mi parte recordarlo, pero es que, si no hacéis esto, no podréis entrar en la iniciación, si no estáis atentos aquí y ahora no podéis entrar en el Reino de Dios, no podéis franquear el umbral de un ashrama de la Jerarquía, no podéis, es imposible. ¿Qué pasó con el pueblo judío? ¿Por qué está en esta mísera situación, siempre envuelto en luchas y conflictos y con el desprecio total de la humanidad? Solo por un hecho, porque quisieron penetran en el Reino de Dios sin haber adquirido la Serena Expectación; solamente, la mente acumulativa de valores, que no eran sagrados, y quisieron entrar con el saco lleno de todas sus tradiciones y de todas sus vidas, trabajando, buscando la Tierra Prometida o el Reino Elegido, creyendo que eran los dueños de la situación, y el fin que espera al pueblo judío es muy dramático, porque tarde o temprano la Ley va a obligar a reconsiderar todo un proceso, e igual que pasó con las grandes naciones que sucumbieron por el Fuego de la Divinidad a través de la historia, caerá sobre ellos fulminándoles, hasta sus bases más principales, hasta que nada quede de ellos, y lo que quedare, quedará para una ronda inferior. Igual sucede, naturalmente, con todos aquellos que especulan contra la humanidad, que se benefician de ella, que se sienten en plan dictatorial, que no ven la persona como una alma sino como un ente, que no es lo mismo; esto sucederá con el Apartheid en Sudáfrica, en Pretoria, están acumulando tanta..., tanta fuerza negativa sobre ellos por parte de la propia humanidad, que tarde o temprano sucumbirán también. El Maestro Koot Hoomi, no hace mucho, dijo: “No sólo los que han creado y están manteniendo el Apartheid en Sudáfrica, sino de aquellos que esclavizaron a los negros africanos y después de servirse de ellos los consideran todavía como entes, tendrán que nacer en cuerpos negros una y otra vez, hasta que hayan saldado la impiedad que mostraron, el sufrimiento que engendraron a los demás, y haber agredido de una manera tan cruel a otros solamente porque tenían la piel de otro color.” Falta de integración, falta de atención hacía dentro, falta de Serena Expectación. 

La liberación es un resultado de la atención que ha provocado una Serena Expectación, y cuando la Serena Expectación medida en términos de energía, llega a un punto determinado, hay un estallido de luz en el hombre y se convierte en un liberado, en un ser que ya no pertenece a ley de los tres mundos, está por encima de estas cosas. Esto solamente para indicaros, que lo que estamos diciendo acerca de la Serena Expectación, tiene caracteres no solamente planetarios, ni tampoco solares, sino que penetran dentro del ambiente cósmico. 

En fin, quizá podamos discutir algo más profundamente este tema si tenéis necesidad de que se amplíe esta idea o que prosigamos con la misma en otros caminos.

Interlocutor. — Cuando se dice que el aspirante debe abrir su corazón o que el discipulado en la Nueva Era debe trabajar con el corazón, ¿podrías aclarar un poquitín más el significado? Vicente. — Naturalmente.

Vicente. — Bueno, el corazón físico está aliado físicamente con el chakra cardíaco, y el chakra cardíaco está relacionado con el plano búdico, son tres fases de un proceso. El corazón no ha sido desarrollado, no el físico, el chakra cardíaco, por ser el chakra más activo en la humanidad, el 4º Reino de la naturaleza, es lógico que haya una relación entre el ser humano, como una individualidad del 4º Reino, el 4º Chakra, entonces, el plano búdico que es el 4º dentro de un sistema solar o de un sistema cósmico, siempre. Estamos hablando de un sistema septenario como el nuestro, no sabemos si todos los planetas y todas las constelaciones o las galaxias, incluso, son de un orden septenario; hablamos del hombre actual que ha nacido dentro de un esquema terrestre que está ahora encarnado en la humanidad que es el 4º Reino. Entonces, el camino más fácil es el del corazón y la porfía del hombre es desarrollar la mente, lo cual tendría que ser un proceso o un sistema sincrónico, mente y corazón en equilibrio, porque la inteligencia siempre es un equilibrio entre la razón y el amor, si el amor y la razón no están complementados, el hombre no es inteligente; será intelectual, será un hombre que sabe mucho, la mente está rebosante de conocimientos, pero no tendrá paz en su vida. Y, naturalmente, hablamos del corazón como centro de paz, porque está, como digo, aliado con el centro cósmico del Amor de Dios, del Corazón de Dios. Así, que todo cuanto venga hacia nosotros con impulso búdico, y os advierto como dije ayer, que hay grandes cantidades de energía búdica distribuidas por la Tierra mediante los ashramas, los cuales han sido vitalizados por esta energía superior y hay un trabajo tremendo para poder situar a todos los discípulos de distintos rayos dentro de la inspiración de esas energías búdicas. Entonces, el que fabrica, digamos, los pensamientos, no es la mente, es el corazón; ahora, la misión de la mente es organizarlos, la mente es un simple plano de ordenación o de organización, que la mente..., si hablamos de la mente o del cuerpo mental de una persona, y decimos que es activo y que este aspecto que nos dio vida como humanidad, es el más principal de no solamente lo que fue un adelanto en el tiempo de las virtudes de la raza; el hombre animal no tenía mente, y el hombre primitivo tampoco, había un rudimento de la tercera cadena, que se individualizaron allí y faltaba la mente; la mente fue la que depositó el huevo, digamos así, de la comprensión en el ser humano, pero tenía que ser la mente en el transcurso de las edades, un discípulo del corazón, asignándole valores psicológicos al corazón y a la mente. Entonces, la mente, después de tantos siglos y tantos millones de años de estar dentro el ser humano, se hizo poderosa, se organizó de tal manera dentro de sí misma, que se hizo señora de los acontecimientos, y el corazón quedó sofocado. Ahora, el proceso es inverso, hay que pensar en términos de corazón, la mente abierta por completo para que la intuición que surge del corazón permita que las ideas fructifiquen en la mente y se conviertan realmente en aspectos, digamos, subsidiarios del propio amor del corazón. Lo que decía no hace mucho el Maestro Tibetano: “Hay que pensar con el Corazón y hay que sentir con la Mente”, lo cual significa que estos centros son importantísimos en el desarrollo de la gran masa humana. Pero, el corazón es el centro de la vida, es el centro de la intención, la atención está aquí pero la intención está en el corazón, es más adelante cuando esta se sitúa en el coronario, es un proceso que sería largo de explicar, pero que tiene como consecuencia la virtualidad de un proceso que llega a convertirse en épico y creador, y la persona que piensa con el corazón tiene paz y la persona que siente con la mente tiene paz, porque ha roto los diques de separación entre el corazón y la mente.

Interlocutor. — ¿Qué ocurre cuando un discípulo ha dejado el cuerpo físico? ¿Sigue ayudando a la Jerarquía? ¿Puede renunciar al Devachán? Y entonces, ¿cuándo vuelve a tomar cuerpo?, ¿Cuándo se ha disuelto el astral y todo esto, o puede hacer como Madame Blavatsky, aunque Madame Blavatsky claro era un Arhat? ¿Nos puedes hablar sobre todo esto?

Vicente.— Cuando un discípulo deja el cuerpo físico, que es uno de sus trajes, y llega al plano astral, y es consciente en el plano astral, puede hacer una opción, o penetrar más adelante en el Devachán o trabajar en el mundo en servicio de los demás, y hay muchos discípulos en los ashramas sin cuerpo físico que están trabajando para toda la humanidad en el servicio creador de la raza; esto es opcional, lo elige el propio discípulo, siempre y cuando tenga el poder por encima del karma, si no tendrá que hacer como los demás, renacer a su debido tiempo. Un discípulo que recién ahora ha entrado en un ashrama, seguramente que llegará al plano astral y tendrá que pasar un cierto tiempo, sin las angustias naturalmente de los seres corrientes, y desarrollarse y reencarnar próximamente y muy rápidamente para ayudar en el plano físico. Pero, cuando se trata de algún discípulo iniciado ya es muy difícil, que es la opción que tiene o la elección de si hago esto o hago lo otro, lo que hacen los Maestros cuando tienen la 5ª Iniciación, si haré esto o haré lo otro, los siete senderos de aproximación al Logos Solar a través, digamos, de las propias características o de sus propias elecciones, lo que hayan decidido.

Interlocutor. — Ante los acontecimientos que están sucediendo ahora, con la gente de Valencia, Barcelona, Zaragoza, etc., ¿No hay como si hubiese una gran afluencia de energías de carácter muy fuerte que hace que tengamos que reorientar nuestras energías y adaptarnos a estas energías nuevas que están viniendo? Puedes comentar un poco todo esto.

 Vicente. — Sí, sí. Hay, desde hace unos sesenta años, una gran efusión de energía del 1º Rayo en el mundo, debido a una disposición del Señor del Mundo, entonces fue casi paliada un poquito la energía a través de los ashramas que llegaron a tener una gran profusión y crearon ciertas dificultades, porque siempre una energía potente crea dificultades en las personas escasamente desarrolladas y se fomentó, casi se puede decir, un poco algo del mal cósmico, pero ya se cuenta con esto, es una pequeña minoría. Las dificultades que existen en los grupos, por ejemplo, las dificultades de adaptación a la vida, psicológicamente hablando, todo eso proviene de estas energías que todavía están fluctuando de 1º Rayo, y, por lo tanto, lo que hay que hacer es adaptarse. La persona debería ser como el agua que se adapta a todas las vasijas, esta es la prueba de la gran personalidad del discípulo, una persona quiera ser agua o quiera ser botella, es algo, este algo es lo que separa de distancia en el tiempo de lo que es realmente un ashrama o lo que es la iniciación. Es decir, que, si vivimos atentos, vivimos adaptados. Ahora estáis atentos ¿verdad? Es la atención, yo creo que es interesante, pero, en la vida, singularmente en la vida afectiva de la humanidad, aquellos aspirantes que se creen tocados por la mano de Dios, como se dice usualmente, y que practican una serie de meditaciones la mayor parte de ellas insustanciales, erróneas o superficiales, que ante un cuadro de situación familiar, cuando los hijos piden al padre o la madre, si son los que meditan, que juegue con ellos, ¿hay mejor meditación que el juego con los hijos? Se los aparta, no, es que tengo que meditar, estructurando la mente, modificándola, cristalizándola en la meditación cuando la vida está corriendo, está empapándonos. Primero, es la ley y la ley traerá orden, lo demás por añadidura. Además, ¿qué entendemos por meditación? ¿Encerrarnos en un cuartito un 1/4 de hora, 1/2 hora, 1 hora? y hay quién se pasa varias horas tratando de buscar, de evolucionar las células del cerebro o para aprender a volar astralmente ¿yo que sé?, hay mil cosas que están buscando sutilmente los meditadores, yo los llamo meditadores, un oficio como otro. Pero, cuando se llega a la comprensión, uno se da cuenta realmente de que la mejor meditación es la atención, la meditación es constante, es la conciencia meditativa de la que nos habla el Maestro Tibetano, y de Él hemos aprendido tantas cosas que jamás podremos pagar con agradecimiento lo que Él ha hecho por la humanidad y por el Ashrama del Maestro Koot Hoomi.

Interlocutor. — Mi preocupación, Vicente, es por una palabra que han dicho: originalidad, cuando te referías a la formación de los grupos o a la interacción del alma en un grupo, comentabas el hecho de que en cierta manera en el discípulo y en el aspirante debería haber esa originalidad, entonces, me gustaría que matizaras un poco más este aspecto porque si creo yo que esta originalidad no tiene simplemente nada que ver con la afirmación del yo, que creo que es el que significa todos los problemas que existen en el grupo.

Vicente. — La originalidad es la base de la creación individual. Si una persona no es original en sus actitudes nunca podrá crear, hay un abismo entre el creador y la creación si no existe espontaneidad. Que la persona esté recreándose o auto recreándose constantemente dentro del seno de sí mismo, no en el seno de lo que explican los Maestros, no en el seno de lo que hemos leído o aprendido a través del tiempo, no a través de lo que nos dicen los familiares, ni a través de las presiones ambientales, que nos mantengamos siempre así, adaptados por completo a las situaciones, esto es originalidad. El ser uno, es el apartarse de la masa gregaria de la humanidad, es saber quedarse por completo en sí mismo, pensando en todo menos en sí mismo, he ahí la paradoja. No hay mejor impersonalidad que aquel sentirse solo sin necesidad de compañía y, sin embargo, aceptar con deleite la compañía porque forma parte del plan de adaptación. Pero ¿quién es espontáneo, quién es original, quién es libre, quién no está condicionado por la masa envolvente, quién no está inmerso en los acontecimientos del tiempo en todo lo que está sucediendo, quién no se siente arrastrado de aquí para allá como hoja seca del viento. Bien, hablo de aquel punto céntrico que no toma parte ni en ese sentido ni en el otro, es el péndulo que se ha quedado en el centro de su propio movimiento, hacia la izquierda, hacia la derecha, y esto con el tiempo llega a cansar tanto que la persona decide parar aquel movimiento y engendrar otro movimiento, y este movimiento en el centro, es el movimiento de la originalidad o de la conciencia creadora, o de la Serena Expectación, os dais cuenta, o de la Atención, o del Propósito de la Intención, todo es lo mismo, hay que saber solamente encuadrar todas estas cosas dentro de un marco común, pero aquella persona que asiente toda cuanto se diga o que rechace todo cuanto se diga, éste está dentro de la masa, la masa que no llegará nunca a comprender las cosas, con el tiempo llegará, pero ese tiempo es indefinible. ¿Sabéis vosotros lo que cuesta quedarse en el centro de una situación? Cuando un problema está en el centro de la atención está en el centro de equilibrio, pero no, el problema en el centro y nosotros dando vueltas a ver como lo resolvemos y ¿cómo vamos a resolver un problema que es simple, a través de la dualidad o la complejidad? Esto es filosófico ¿verdad?, sin embargo, es muy científico, porque es fácil de comprender, aunque sea difícil de poner en práctica. Hay que comprender las razones de cada cual y solamente advertir claramente, si tú quieres ser original y, por lo tanto, creador. Empieza por estar atento, que se escapa la atención, no te preocupes, es como cuando una persona empieza a escribir a máquina que aprende todo y cada uno de los dedos tiene su memoria particular, pero ¿por qué se ha creado esta memoria, esta subconciencia, este recuerdo permanente? Por la atención. Cuando existe el mecanismo de espontaneidad ¿para qué queremos la atención sobre esto? La atención irá a cosas más interesantes, lo que estamos escribiendo, no la forma de escribir. ¿Se dan cuenta? Nos hacemos espontáneos a través de la atención, igual que una persona que conduce un coche, al principio debe estar atento a todo, al cambio de marchas, al embrague y a todas estas cosas, cuando tiene un mecanismo de adaptación ¿qué sucede?, su pensamiento está muy encima, está atento en otras dimensiones, digamos así, y no fallará porque cada uno de los nervios de los brazos, de las piernas, del cuerpo, responden al impulso espontáneo que ha sido regido por la ley del automatismo. ¿Acaso no es automática la evolución del planeta a través del Sol o el movimiento de su propia gravitación o traslación? Es automático, no se preocupa Dios del movimiento de este cuerpo, ya está, pero al principio sí que tenía que estar atento a la eclíptica, para que la eclíptica respondiese a su ley, ahora no tiene porqué, se hace espontáneo y salva las distancias, o paraliza o avanza más debido a este automatismo creado por la propia divinidad.  

Dense cuenta de estas pequeñas cosas y aplíquenlas a lo más interesante de la vida diaria. Vamos a ponernos a punto para hacer un poco de silencio. (Una persona rezagada hace una pregunta final).

Sra. — Cuando me acuesto me propongo estar atenta en sueños, pero me pasa una cosa, que llega un momento en que me doy cuenta que estoy soñando y me digo “esto no es estar atenta” porque me doy cuenta, o sea, que este poquitín de darme cuenta que estoy soñando y no estoy atenta, ¿me conformo con este poquitín?

Vicente. — ¿Estás atenta en el sueño?

Sra. — De darme cuenta, pero no estoy….

Vicente. — Mira, para tener una autoconciencia astral tiene que haber este punto medio, y siempre he dicho lo mismo, cuando una persona está soñando y se da cuenta que sueña ya tiene un paso dado en favor de la autoconciencia astral. No hay que preocuparse de estas cosas, pero es muy fácil que ocurra y diga: “¡si estoy soñando!”, y se da cuenta que está soñando la persona.

Sra. — Pero no estoy atenta, estoy soñando.

Vicente. — Es un buen indicio.

Sra. — Digo: “Esto es un espejismo”

Vicente. — Siempre que no exageres la nota.

Interlocutor. — Los complejos psicológicos, o sea, una persona que tiene bloqueada esta capacidad de dar o de amar y tiene unos complejos psicológicos, es un poco un círculo vicioso, porque si no se abre los complejos siguen funcionando, pero si no soluciona sus complejos tampoco se puede abrir y tampoco puede abrir su corazón, entonces, como puede una persona, porque claro si se mete a analizar estos complejos se va a liar todavía más, ¿no?

Vicente. — Sí. Un complejo es siempre una alteración dentro del sistema psicológico de una persona, pero las causas de un complejo —los que sean—, siempre están en el pasado, nunca están en el presente. Si cuando se engendra un complejo, una dificultad psicológica, el interesado tuviese noción de lo que estamos diciendo aquí, seguramente que enseguida desaparecería. Un recuerdo subconsciente puede crear un complejo actualmente, aunque hayan pasado treinta años, porque un recuerdo subconsciente dentro del inconsciente colectivo de la humanidad, no es más que una fuerza negativa que ha quedado encerrada, un caparazón que se va abriendo, surge un complejo y he aquí que la persona se siente envuelta en una serie de dificultades inimaginables, no provocadas, aparentemente. Pueden ser provocadas y, entonces, viene el psicólogo, claro, el psicólogo es el que resuelve todos los casos, ¿pero qué sucede? El psicólogo sabe esta cosa y dice: “Como que esto proviene del pasado, vamos a hacer un proceso de intravisualización” y tiene que ir hacia el pasado hasta encontrar la causa del problema, y si lo encuentra bien y si no lo encuentra mal, igualmente quedará el complejo, porque la causa es más grande. 

La causa del pasado ha de resolverse en el presente, no en el pasado; entonces, fallan aquí los psicólogos, van al pasado para resolver un problema que se está apropiando del presente del individuo. Ahora bien, ¿qué pasa entonces si la persona en el presente está atenta? Está en tensión creadora, sin darse cuenta aquello se disuelve, sin tener que recurrir al pasado, porque la energía pasará, porque la atención es invocativa, y en el caso de los complejos, los complejos se van acercando, digamos, al centro principal de atención psicológica del individuo y cuando la atención está tan bien estructurada, está tan bien dispuesta y organizada, llega el problema o las energías engendradoras del problema aquí son disueltas, no en el pasado, aquí en el presente, tampoco puede buscar el futuro, el presente es básico, es general. Es decir, que el problema que hemos tenido en el pasado, al pasar por el presente decimos: “Bueno, esto lo arreglaremos mañana” y entonces creamos un camino, digamos, hacia la reencarnación, o Dios sabe que camino, pero siempre como una esperanza en el futuro, falso, es aquí, aquí y ahora.  Hay que levantarse cada mañana y decir: “aquí y ahora”, y siempre que nos demos cuenta "aquí y ahora", no tendrán complejos nunca, nunca tendrá un complejo la persona que viva atentamente en el presente, lo deja, lo que va viniendo de la subconciencia racial, aquí se libera, en la atención. 

No soy psicólogo ¿verdad?, pero lo veo claro. No se trata de tener un título de psicólogo sino de ser psicólogo en profundidad. Las causas están aquí pero el hecho está aquí. ¿Qué es más importante, la causa o el hecho? El hecho es más importante, el hecho que está sucediendo aquí, lo que nos produce dolor, pues bien, la atención sobre el complejo tiene que disolverlo, enfrentando en profundidad, y en lo que decía acerca de la originalidad, no buscando la ayuda ajena, porque nadie nos puede ayudar en un problema psicológico, ¡nadie!, nos puede solamente amortiguar, consolar y decir: “No te preocupes que no pasa nada”, pero siempre están pasando cosas, es la ley de la acción.

Ahora sí, ¿no hay ningún rezagado más? Vamos a hacer un poco de silencio. Muchas Gracias.