domingo, 28 de agosto de 2011

Las siete reglas de Paracelso


1º Lo primero es mejorar la salud.

Para ello hay que respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando bien los pulmones, al aire libre o asomado a una ventana. Beber diariamente en pequeños sorbos, dos litros de agua, comer muchas frutas, masticar los alimentos del modo más perfecto posible, evitar el alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un tratamiento. Bañarte diariamente, es un habito que debes a tu propia dignidad.

2º Desterrar absolutamente de tu ánimo, por mas motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.

Huir como de la peste de toda ocasión de tratar a personas maldicientes, viciosas, ruines, murmuradoras, indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores por natural bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman la base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de importancia decisiva: se trata de cambiar la espiritual contextura de tu alma. Es el único medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

3º Haz todo el bien posible. 

Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna persona. Debes cuidar tus propias energías y huir de todo sentimentalismo.

4º Hay que olvidar toda ofensa, mas aun: esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo. 

Tu alma es un templo que no debe ser jamás profanado por el odio. Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así de pronto, tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en si, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5º Debes recogerte todos los días

 en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada. Esto fortifica enérgicamente el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con las buenas influencias. En este estado de recogimiento y silencio, suelen ocurrírsenos a veces luminosas ideas, susceptibles de cambiar toda una existencia. Con el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente por una voz interior que te guiara en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon de que habla Sócrates.

6º Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales. 

Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás, aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7º Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el DIA mañana. 

Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien. Jamás te creas solo ni débil, porque hay detrás de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu no habrá mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes temer es a ti mismo. El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas influencias y con ellas el desastre. Si estudias atentamente a las personas de buena suerte, veras que intuitivamente, observan gran parte de las reglas que anteceden. Muchas de las que allegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan. Por otra parte, la riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la dicha más duradera solo se consigue por otros caminos; allí donde nunca impera el antiguo Satán de la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo. Jamás te quejes de nada, domina tus sentidos; huye tanto de la humildad como de la vanidad. La humildad te sustraerá fuerzas y la vanidad es tan nociva, que es como si dijéramos: pecado mortal contra el Espíritu Santo.


   Paracelso.                                                     



biografía

lunes, 15 de agosto de 2011

PRACTICA DE LA PRESENCIA - MAESTRO EL MORYA



No sólo la Ley Cósmica lo permite sino que exige que la humanidad utilice las Palabras “YO SOY” con la Comprensión de que constituyen el Poder Infinito, y que cada uno tiene esta gran “Presencia de Dios” individualizada, la cual suministra Vida e Inteligencia para actuar. Sólo existe esta Fuente Una, un Punto o Foco de Luz al cual pueden acudir. A menos que lleguen a este Punto en su atención, no podrán tener Su Liberación y Perfección. Tampoco ustedes ni nadie en la Tierra podrá expandir la Luz en gran medida hasta que le den su atención a su propia “Magna Presencia YO SOY” y la mantengan allí.


Con esto no quiero decir que tengan que interrumpir sus actividades a fin de darle su atención a la “Presencia”; pero cuando tienen un momento de calma en su actividad externa, pueden volver su atención a la “Magna Presencia YO SOY “. Por ejemplo, las damas o los caballeros que trabajan en tiendas por departamentos pueden regresar a la “Presencia” durante algunos momentos entre actividades- aún cuando su atención esté constantemente orientada aquí, allá y por doquier con respecto a los requerimientos. No hay persona que no tenga uno o dos minutos en los cuales pueda volver su atención a la “presencia” y recibir Su Carga de vuelta a sí mismo y a su mundo. Esto se llama “La Práctica de la Presencia”; y cuando lleguen a hacer eso, Amados Míos, experimentarán resultados que satisfarán al más exigente.

Extracto del Libro: “Luz de Los Maestros Ascendidos” Vol. 2 // Cáp. 18 - Discurso de El Morya
 
de la Web
 
 
 

domingo, 14 de agosto de 2011

EL VALOR DEL AMOR




Todas las pruebas en nuestra vida nos hacen amargos o dulces,
Cada problema viene a hacernos o rompernos,
¡La elección es nuestra, para convertimos en víctimas o victoriosos!


Una pequeña historia, compartida por un verdadero bien intencionado:

Había una vez en la que todos los sentimientos y las emociones se fueron a una isla costera para pasar unas vacaciones. De acuerdo con su naturaleza, cada uno estaba pasando un buen rato. De repente, una advertencia de una inminente tormenta fue anunciada y a todo el mundo se le aconsejó evacuar la isla.

El anuncio causó pánico repentino. Todos corrieron a sus botes. Incluso barcos dañados fueron reparados con rapidez y arreglados para el cometido. Sin embargo, el Amor no quiso huir rápidamente. Había mucho que hacer. Pero a medida que las nubes se oscurecían, el Amor se dio cuenta de que era hora de irse. Por desgracia, no había botes de sobra. El amor miró a su alrededor con esperanza.

En ese momento, pasó por la Prosperidad en un barco de lujo. El amor le gritó, "Prosperidad, ¿podrías llevarme en tu barco?". "No", respondió la Prosperidad ," mi barco está lleno de bienes preciosos, el oro y la plata. No hay lugar para ti".

Un poco más tarde, la Vanidad vino en un barco hermoso. Una vez más el Amor gritó: "¿Podrías ayudarme Vanidad? Estoy varado y necesito salir. Por favor, llévame contigo ". La Vanidad respondió con altivez: "No, no puedo llevarte conmigo. Mi barco se ensuciará con tus pies de barro".

El dolor pasó por algún tiempo después. Una vez más, el Amor pidió ayuda. Pero fue en vano. "No, no puedo llevarte conmigo. Estoy muy triste. Quiero ser yo mismo".

Cuando la Alegría pasó por unos minutos más tarde, el Amor volvió a llamar para pedir ayuda. Pero la Alegría era tan feliz que no miró a su alrededor, no le preocupaba a nadie. El Amor estaba cada vez más inquieto y abatido.

En ese momento alguien gritó: "Ven Amor, te llevaré conmigo." El Amor no sabía quien estaba siendo tan magnánimo, pero brincó a la barca, muy aliviado de que llegaría a un lugar seguro.

Cuando se subió al barco, el Amor se encontró con el Conocimiento. Desconcertado, el Amor le preguntó, "Conocimiento, ¿sabes quién tan generosamente me levantó justo cuando nadie más quiso ayudar?". Conocimiento sonrió, "Oh, ese fue el Tiempo!". "¿Y por qué el Tiempo se pararía para recogerme y llevarme a un lugar seguro?", Se preguntó el Amor. El Conocimiento sonrió con profunda sabiduría y contestó: "Porque el tiempo sólo conoce tu verdadera grandeza y de lo que eres capaz. Sólo el Amor puede traer la paz y mucha felicidad a este mundo. "

Cuando somos prósperos, pasamos por alto el Amor. Cuando nos sentimos importantes, nos olvidamos de AMOR. Incluso en la Alegría y el Dolor olvidamos el amor. Sólo con el Tiempo nos damos cuenta de la importancia del Amor!



de la Web
 
 

martes, 2 de agosto de 2011

Habla la Amada Madre María:

Amados hijos del Unico Eterno Dios, Les traigo a ustedes este día la Paz del Cielo, la Paz que sus queridas almas requieren tanto, a fin de poner dentro del Patrón Divino sus sentimientos, sus pensamientos, sus memorias y su carne.


¡Sin Paz no existe alma no ascendida quien conozca la estabilidad de morar constante y conscientemente en el Corazón y Presencia de Dios! Así que a medida que Nosotros escuchamos sus bellos decretos, canciones, visualizaciones y llamados en favor de la Curación Divina Les estamos irradiando Paz. Esta es la Puerta Abierta que Nos permitirá asistirles en alcanzar el Estado de Salud, que es en definitiva el Estado de vibraciones armoniosamente ajustadas.

Despójense, hijos de Dios de cualquier energía de discordia con la cual puedan haber llegado y ábranse a la Paz del Cielo activándose hoy para canalizar las Corrientes de Energías Curativas que están a disposición de todo aquel que se abra y se entregue a la Curación Espiritual.

La mayoría de ustedes, durante toda esta vida, han buscado Paz, Salud, Armonía sostenida, pero nunca encontrarán Paz permanente hasta que la hayan encontrado dentro de ustedes mismos.

Cultivar la Paz Interna fue lo que Me permitió ser Victoriosa en cada faceta de Mi Servicio en la Tierra, porque si no hubiera mantenido Mi Paz no habría ninguna Dispensación Cristiana... Así que sé de lo que les estoy hablando.

Así que Les digo ahora, mientras todavía están en este estado de "infancia espiritual", mientras todavía están tratando de alcanzar un entendimiento: "Con todo tu entendimiento, obtén Paz" -no un sentimiento superficial de energía controlada por su voluntad, sino un sentimiento interno de una Paz profunda, duradera que no pueda ser perturbada... La necesitan para su Curación... Apliquen ante Nosotros solicitando que carguemos sus mundos de Paz, dejando que el sentimiento de Paz se expanda a través de sus cuatro cuerpos inferiores curándolos, armonizándolos. Si realmente desean esta Paz que podemos y queremos darles, deben darnos la oportunidad de cargar Nuestros Sentimientos dentro de sus mundos, Nuestros sentimientos son la sustancia real de Nuestra vida y únicamente podemos darles esta bendición a través de su atención sostenida en nosotros y no en la aflicción. Dennos rítmicamente su atención cada día y reciban la Paz y Curación que estén requiriendo.

La Paz es Positiva, con el conocimiento completo de que lo correcto está siendo hecho por y a través de ustedes mismos y la Paz está también en el entendimiento de que su prójimo esta haciendo lo mejor que puede de acuerdo a su propia Luz - mayor o menor como pueda ser. Su Paz se sostiene también mediante su desarrollo de la capacidad para retirar sus manos de la energía de las demás personas, dándoles libertad de expresión, y colocar sus manos en las Nuestras unificándose a Nosotros para ver lo que puede ser hecho para armonizar todas las cosas mediante la radiación de Nuestras vidas llevando curación física o del alma a todo el necesitado.

Oh... Cómo anhelo el día que amanezca cuando ustedes completamente y para siempre hayan perdido la capacidad de crear o aceptar la discordia y dejen de crear causas que traen efectos de dolor y enfermedad... Trabajen diligentemente hacia ese día y conviértanse en una presencia confortadora para toda vida irradiando el perfume de la Paz... Los ángeles los acompañarán todo el tiempo.

Les extiendo Mis Manos y Les envuelvo en mi Amor Curativo para sellarlos en mi Paz.

de la Web