Día 5: Una mente exitosa





Día 5: Una mente exitosa


Mensaje diario


Nuestra meditación de hoy tiene que ver con hacer que nuestra mente sea una alidada de nuestro éxito. Así como aprendimos a ser amigos de nuestro cuerpo, nos ayuda a manifestar éxito, nuestra mente también tiene un lugar importante para ayudarnos a llevar a cabo nuestras metas valiosas. Aunque nuestra mente tiene un potencial casi ilimitado de creatividad, inspiración y reflexiones, tendemos a infrautilizar enormemente nuestras mentes por hábito o falta de ejercicio.

Por fortuna, la mente es adaptable y puede renovarse en cualquier momento, Esta flexibilidad se refleja en la investigación neurocientífica que nos indica que el funcionamiento del cerebro es capaz de establecer nuevas conexiones neuronales, así como curar y regenerar nuevas células cerebrales. Todo lo que el cerebro requiere son las instrucciones de la mente. Cuando tu mente se convierte en tu mejor aliada puedes vencer los patrones de pensamiento contraproducentes y cambiarlos por pensamientos de autoayuda, que sientan las bases del éxito significativo.

Nuestro pensamiento central de hoy es:

MI MENTE ME OTORGA REFLEXIONES E INSPIRACIÓN




Texto audio

Bienvenido al día 5, Una mente exitosa.

Tu mente es una aliada poderosa que te ayuda a tener éxito inspirándote y brindándote reflexiones. La mayoría de las personas infrautilizan su mente por muchas razones, sienten que son menos inteligentes que los demás, ponen la mente en piloto automático, empleando su energía mental en la rutina y los hábitos, no ejercitan su mente creativamente, y, por lo tanto, las funciones mentales comienzan a atrofiarse y a debilitarse. La buena noticia es que la filosofía del cerebro está estructurada para renovarse y crear nuevos caminos y conductas a lo largo de toda tu vida.

Los últimos descubrimientos en neurociencia, refuerzan la noción de que el cerebro es capaz de sanarse y renovarse, sólo necesita nuevas intenciones y retroalimentación constante de la mente. Nos sobran los motivos para que nuestra mente, sea para nosotros una aliada, no un obstáculo.

Hoy puedes dar inicio a un proceso de renovación que solo te pide un poco de conciencia propia. Los siguientes comportamientos son aplicables a tu vida en el aquí y ahora: esta atento o atenta a cualquier pensamiento contraproducente y sustitúyelo a uno de apoyo a tu persona, pide y espera mejores ideas, ten paciencia para que llegue una mejor idea, dale a tu mente material nuevo en qué pensar, haz una pausa y di, no al pensamiento repetitivo y rutinario.

El propósito de estos comportamientos es restaurar un pensamiento fresco y evitar viejas rutinas mentales. Primero hay que adquirir el hábito de observar cuando llega a nosotros algún pensamiento que nos haga sentir incómodos o ansiosos y nos provoque cualquier otro sentimiento contraproducente.

Supongamos que te enfrentas a una situación desafiante, y piensas – no soy suficientemente bueno - Haz un alto, y decide sustituir este pensamiento siendo lo más racional posible, el pensamiento sustituido puede ser alguno de los siguientes: Soy suficientemente bueno – sé que he tenido éxito haciendo esto antes – o, no sé si soy bueno o malo ara este reto, pero estoy dispuesto a probar y pedir ayuda -. Date permiso de tener un pensamiento que te tranquilice, te haga sentir más seguro y sea una alternativa en la que puedes confiar, una vez que comiences ha hacer esto, tu mente se abrirá y se convertirá en tu aliada. Cada problema creado por la mente, puede resolverse en la mente, tente paciencia porque estas haciendo un cambio importante. La decisión de aceptar a tu mente como una aliada es inmensamente útil para tener éxito.

Mientras nos preparamos para meditar juntos, consideremos por un momento, nuestro pensamiento central: 

MI MENTE ME OTORGA REFLEXIONES E INSPIRACIÓN
MI MENTE ME OTORGA REFLEXIONES E INSPIRACIÓN 


Ahora vamos a prepararnos para nuestra meditación, ponte cómodo o cómoda, y cierra los ojos, comienza a ser consciente de tu respiración y sólo respira lenta y profundamente, con cada respiración, permítete relajarte cada vez más, ahora poco a poco, incorpora el mantra: OM HREEM NAMAH este mantra aclara y simplifica la mente, mientras repites el mantra tu mente se vuelve tan pura y tranquila como un lago cristalino, repite en silencio, OM HREEM NAMAH - OM HREEM NAMAH - OM HREEM NAMAH - con cada repetición, siente tú, cuerpo, mente y espíritu, abiertos y recibe un poco más. Cada vez que te sientas distraído, distraída, por tus pensamientos o por los ruidos del entorno, simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra, OM HREEM NAMAH - OM HREEM NAMAH - OM HREEM NAMAH - por favor, continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escucharas tocar una suave campana, OM HREEM NAMAH - OM HREEM NAMAH - OM HREEM NAMAH – repite en silencio, OM HREEM NAMAH - OM HREEM NAMAH - OM HREEM NAMAH -

Es momento de liberar el mantra, sigue sentado y relajado, inhala y exhala, lentamente, cuando estés lista, listo, abre los ojos despacio. Al transcurrir tu día ten en cuenta este pensamiento central:

MI MENTE ME OTORGA REFLEXIONES E INSPIRACIÓN
MI MENTE ME OTORGA REFLEXIONES E INSPIRACIÓN
MI MENTE ME OTORGA REFLEXIONES E INSPIRACIÓN
                           

Namaste



No hay comentarios:

Publicar un comentario