Día 1: El éxito es una realidad viviente





Mensaje diario 1

Te damos la bienvenida a nuestro Reto de Meditación de 21 días: 
Manifiesta el verdadero éxito. 

Nos complace enormemente que nos acompañes. Vamos a examinar la idea del éxito de una forma totalmente distinta. En lugar de ver el éxito como un objetivo externo al que hay que llegar, vamos a aprender a experimentarlo como un estado interno que podemos vivir en el momento presente.

Ya estás manifestando tu éxito, puesto que el éxito es un esfuerzo creativo. Es la realización progresiva de metas valiosas. Vamos a aprender cómo alinear nuestras decisiones y objetivos con los valores y objetivos valiosos que yacen en nuestro interior.

La clave para saber qué es importante para ti y en qué dirección quieres que vaya tu vida es desarrollar conciencia de ti mismo. A lo largo de estas tres semanas que pasaremos juntos, nuestras meditaciones despertarán nuestra conciencia de tal modo que podamos manifestar el tipo de éxito que sea fiel a quienes somos.

Nuestro pensamiento central de hoy es:

Creo mi éxito desde mi interior



Texto audio:

Bienvenido al día 1, El éxito es una realidad viviente. 
Nuestro tema es el éxito y la meta es crear el éxito desde el interior. Cuando el éxito se define por elementos externos, cuánto dinero tienes, las posesiones que adquieres, tu estatus y poder a lo largo de tu carrera, es fácil creer que sólo unas cuantas personas tienen acceso al éxito. Sin embargo, qué pasa si el éxito se define de otra forma, cómo un estado interno. Si miras hacia tu interior puedes tener éxito en este preciso instante, porque en realidad ser exitoso es un proceso creativo y ya estás inmerso en él, en otras palabras, el verdadero éxito es algo que vivimos y no es un estado final al que llegamos. 

El primer paso para crear el éxito es alinearse con las decisiones correctas, algunas elecciones llevan al camino hacia el éxito, otras lo bloquean. Vamos a definir el éxito en términos de las elecciones que puedes tomar hoy. Comienza con la ejecución progresiva de objetos valiosos, estableces una meta, para la cual necesitaras meses o años. Éste es un lapso de tiempo, porque amas lo que estás haciendo, tu visión de una meta valiosa hace que sea mucho más fácil responder a los contratiempos y las crisis, que son normales en el camino para alcanzar cualquier meta valiosa, no te desalientan los contratiempos externos porque tu meta viene desde el interior. 

Cuál va a ser tu meta valiosa, ésta es una decisión única e importante, no tienes que decidir de una vez y para siempre, tu meta puede y debería evolucionar, la clave para descubrir una meta que sustente por un largo periodo de tiempo es ser consciente de ti mismo. 

El éxito tiene que ver con saber quién eres y que viniste a hacer a este mundo. Elige tu meta valiosa, en mi caso es el servicio, puedes elegir una sola palabra o frases. Entre las metas valiosas que pueden inspirarte están las siguientes: amor y compasión para todos, promover la paz, enseñar a otros, buscar expresar tu creatividad, proteger a los débiles, promover la cultura, explorar y descubrir, servir a los demás. Elige una meta sin preocuparte de que deba ser permanente.

Siéntate en silencio y céntrate en tu persona, respira hondo y exhala, otra vez, respira profundamente y exhala, ahora por tercera vez, inhala y exhala profundamente. Piensa en la meta y en lo que quieres lograr, digamos que quieres servir a los demás, pregúntate, ya estoy haciendo realidad mi meta, aunque sea una parte del tiempo, la consecución de esta meta es algo que disfruto y que me llena de energía, es algo que se da naturalmente y me hace sentir más cómo la persona que quiero ser. Cuando puedes responder estas preguntas de manera afirmativa, estás haciendo realidad tu éxito, qué es una búsqueda de vida que te permitirá prosperar hoy y mañana.

Mientras nos preparamos para meditar juntos, consideremos por un momento, nuestro pensamiento central:
CREO MI ÉXITO DESDE MI INTERIOR 
CREO MI ÉXITO DESDE MI INTERIOR 

Ahora vamos a prepararnos para nuestra meditación, ponte cómodo o cómoda, y cierra los ojos, comienza a ser consciente de tu respiración y sólo respira lenta y profundamente, con cada respiración permítete relajarte cada vez más. Ahora poco a poco, incorpora el mantra: SHI BO HAM – este mantra ayuda a tu individualidad conectar con tu esencia de potencialidad pura, mientras repites el mantra, observa cómo te abres a tu estado de posibilidades ilimitadas. Repite en silencio SHI BO HAM, SHI BO HAM, SHI BO HAM, Con cada repetición siente tu cuerpo-mente-y espíritu abiertos, y recibe un poco más. Cada vez que te sientas distraído, distraída, por tus pensamientos o por los ruidos del entorno, simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra, SHI BO HAM – SHI BO HAM – SHI BO HAM. Por favor continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escuchar tocar una suave campana, BO HAM – SHI BO HAM – SHI BO HAM, repite en silencio SHI BO HAM – SHI BO HAM – SHI BO HAM


Es momento de liberar el mantra, sigue sentado y relajado, inhala y exhala, lentamente, cuando estés lista, listo, abre los ojos despacio. Al transcurrir tu día ten en cuenta este pensamiento central: 


CREO MI ÉXITO DESDE MI INTERIOR 
CREO MI ÉXITO DESDE MI INTERIOR  
                               CREO MI ÉXITO DESDE MI INTERIOR                                 

Namaste







No hay comentarios:

Publicar un comentario