Día 16 Sincronizando el cuerpo y la mente








La meditación de hoy trata sobre sincronizar el cuerpo y la mente. Cuando nuestro cuerpo está totalmente interconectado con la mente a través del cerebro, puede servir como base confiable para cada aspecto de nuestro éxito. Para hacer esto, el cuerpo tiene dos necesidades básicas: equilibrio y biorritmos. 

El cuerpo mantiene el equilibrio, u homeostasis, a través de mecanismos de retroalimentación física, mental y emocional. El otro requisito para el cuerpo es que su funcionamiento esté en armonía con sus biorritmos naturales. 

Los hábitos irregulares para comer y dormir, por ejemplo, pueden desequilibrar nuestras hormonas y afectar nuestros estados de ánimo y agudeza mental. Nuestra meditación de hoy servirá para fortalecer esta conexión mente-cuerpo a fin de crear equilibrio y ayudar a nuestro cuerpo a sincronizarse con los biorritmos de la naturaleza. 

Pensamiento central: 

DEJO QUE MI CUERPO Y  ALMA ACTÚEN EN ARMONÍA

Texto audio


Día 16, Sincronizando el cuerpo y la mente
Tu mente esta unida naturalmente a tu cuerpo a través del cerebro, ambos lados de la conexión mente-cuerpo, trabajan juntos, y en cuanto se lo permitas, tu cuerpo puede ser un fundamento de confianza para todo lo que necesites pensar y hacer. Tu cuerpo tiene dos importantes requerimientos, el es el equilibrio, el los biorritmos naturales. El equilibrio, conocido medicamente como, homeóstasis, es un estado dinámico y flexible, te permite responder a las demandas de energía de cualquier situación en el momento y después regresar a un estado de reposo.

La mente y el cuerpo en conjunto, crean equilibrio. Tus células reciben mensajes del cerebro sobre tus estados de ánimo, el aumento y la disminución de las emociones, tu proceso de pensamiento y estado de estrés, éstos no pueden separarse como sucesos puramente mentales. La tristeza y la felicidad, provocan una respuesta corporal totalmente diferente. Un momento estresante es un acontecimiento mente-cuerpo, mantener el equilibrio significa que esperas estar alerta y activo en cualquier momento en el que lo necesites, mientras respetas la necesidad de tu cuerpo de regresar a un estado libre de estrés.

Esto nos lleva al segundo requerimiento del cuerpo, los biorritmos naturales. El ritmo agitado de la vida moderna, lucha contra los ritmos de la naturaleza, lo que, a su vez, desequilibra nuestros biorritmos. Sin embargo, no podemos omitir ni ignorar los mismos ritmos que mantienen al cuerpo intacto y funcionando a la perfección. Por ejemplo, la falta de una buena noche de sueño, repercute en el sistema hormonal y esto a su vez puede conducir a estados de ánimo negativos, apetito excesivo o inflamación, el mayor enemigo de la homeóstasis.

 El sueño es el biorritmo más importante, el ascenso y la caída de tu metabolismo durante día es otro, para respetarlo sigue una rutina regular, come a la misma hora todos los días y no te saltes comidas. Dale a tu cuerpo la oportunidad de moverse, al menos durante una hora. No te sientes ni te concentres por mucho tiempo, sin hacer una pausa para relajarte y dejar que el sistema de la mente y el cuerpo se vuelvan a equilibrar. Ten en cuenta de que eres parte de la armonía infinita de la naturaleza y que la armonía de la mente y el cuerpo sirve como base de todo lo que lograrás.

Mientras nos preparamos para meditar juntos, consideremos por un momento, nuestro pensamiento central:

DEJO QUE MI CUERPO Y ALMA ACTÚEN EN ARMONÍA
DEJO QUE MI CUERPO Y ALMA ACTÚEN EN ARMONÍA

Ahora vamos a prepararnos para nuestra meditación, ponte cómodo o cómoda, y cierra los ojos, comienza a ser consciente de tu respiración y sólo respira lenta y profundamente, con cada respiración, permítete relajarte cada vez más, ahora poco a poco, incorpora el mantra: OM RAM RAMAYA – este mantra, activa la fortaleza y la energía del cuerpo y la mente – mientras repites mantra, verás como tu sistema mente-cuerpo se llena de luz revitalizadora – repite en silencio, OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - con cada repetición, siente tu cuerpo, mente y espíritu abiertos y recibe un poco más. Cada vez que te sientas distraído, distraída, por tus pensamientos o por los ruidos del entorno, simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra: OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - por favor continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escucharás tocar una suave campana: OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA -, repite en silencio, OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA

Es momento de liberar el mantra, sigue sentado y relajado, inhala y exhala, lentamente, cuando estés lista, listo, abre los ojos despacio. Al transcurrir tu día ten en cuenta este pensamiento central:

DEJO QUE MI CUERPO Y ALMA ACTÚEN EN ARMONÍA
DEJO QUE MI CUERPO Y ALMA ACTÚEN EN ARMONÍA
DEJO QUE MI CUERPO Y ALMA ACTÚEN EN ARMONÍA
Namasté




No hay comentarios:

Publicar un comentario