Día 18: El éxito no enfrenta ninguna resistencia







Mensaje diario

En la meditación de hoy examinaremos más de cerca qué hacer cuando todavía no confiamos plenamente en que el universo está organizando nuestro éxito. Si no confiamos en las fuerzas invisibles que orientan nuestro camino ni fluimos con ellas, entonces tratamos de controlar a las personas y los acontecimientos que nos rodean. Creamos resistencia y rigidez. Para enfrentar esto, experimentaremos con la no resistencia.

Practicar la no resistencia significa que permitimos que los demás sean quienes son; limitamos nuestras críticas y juicios. Dejamos que actúen con la misma libertad que esperamos tener nosotros. La no resistencia tiene que ver con aprender a ser un observador agradecido y compasivo. De este modo, permitimos que la conciencia superior haga el trabajo principal, mientras ponemos nuestro granito de arena.

Nuestra meditación de hoy ayuda a abrir nuestra conciencia a este flujo cósmico de vida interior, liberando la resistencia y el control.


Nuestro pensamiento central de hoy es:

SIEMPRE TRATO DE FLUIR

Texto audio



Día 18, El éxito no enfrenta ninguna resistencia
Los acontecimientos cotidianos, fluyen en la secuencia correcta cuando no puedes predecir que va a pasar después. Confías en este flujo porque te das cuenta de que estas viviendo desde su propia fuente creadora, no obstante, cuando hay ausencia de confianza, oponemos resistencia, tratamos de ejercer control sobre las cosas y personas que nos rodean, éste estado de resistencia, por lo general fracasa, incluso cuando parece tener éxito, tú estrategia ante la vida se vuelve rígida y limitada.

La confianza es un estado expandido de conciencia, y descubrirás que pones menos resistencia a medida que continúas meditando y permitiendo que tu conciencia se expanda. Para ayudar en este proceso enfrenta tu día experimentando con la no resistencia, esto quiere decir, antes que nada, ejercer menos control, deja que otras personas tengan más libertad sin que hagas comentarios, cuando aportes algo evita ser crítico y emitir juicios, recuerda que, todos están haciendo lo mejor que pueden desde su propio nivel de conciencia. Tú función es estar consciente, alerta y agradecido en la medida de lo posible. En 2º lugar, aprende a retroceder y a observar, ésta es una forma natural de conciencia en la que te abres para permitir que tus impresiones fluyan sin resistencia, se paciente con, cómo se desarrollan las situaciones, no busques el resultado exacto a corto plazo que creas que es necesario, sólo eres una parte de un sistema dinámico que está siendo guiado por una inteligencia infinita. Agregas tu propia faceta de inteligencia y eso es vital para tu éxito, sin embargo, adopta la actitud de que hay fuerzas más grandes en acción, que entienden lo que quieres y hacia donde te diriges. Al adoptar pequeños cambios de no resistencia, estás permitiendo que el poder de tu conciencia superior trabaje a tu favor, llevándote a nuevas oportunidades y posibilidades creativas.

Mientras nos preparamos para meditar juntos, consideremos por un momento, nuestro pensamiento central:

SIEMPRE TRATO DE FLUIR
SIEMPRE TRATO DE FLUIR

Ahora vamos a prepararnos para nuestra meditación, ponte cómodo o cómoda, y cierra los ojos, comienza a ser consciente de tu respiración y sólo respira lenta y profundamente, con cada respiración, permítete relajarte cada vez más, ahora poco a poco, incorpora el mantra: OM DURGAYAY NAMAH – este mantra, desarrolla un sentido de confianza en el flujo de tu vida y de dejarte llevar por él, al repetir el mantra, siente como desaparece la restricción y la resistencia – repite en silencio, OM DURGAYAY NAMAH – OM DURGAYAY NAMAH – OM DURGAYAY NAMAH -  con cada repetición, siente tu cuerpo, mente y espíritu abiertos y recibe un poco más. Cada vez que te sientas distraído, distraída, por tus pensamientos o por los ruidos del entorno, simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra: OM DURGAYAY NAMAH – OM DURGAYAY NAMAH – OM DURGAYAY NAMAH – por favor continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escucharás tocar una suave campana: OM DURGAYAY NAMAH – OM DURGAYAY NAMAH – OM DURGAYAY NAMAH – repite en silencio, OM DURGAYAY NAMAH – OM DURGAYAY NAMAH – OM DURGAYAY NAMAH

Es momento de liberar el mantra, sigue sentado y relajado, inhala y exhala, lentamente, cuando estés lista, listo, abre los ojos despacio. Al transcurrir tu día ten en cuenta este pensamiento central:

SIEMPRE TRATO DE FLUIR
SIEMPRE TRATO DE FLUIR
SIEMPRE TRATO DE FLUIR

Namasté


No hay comentarios:

Publicar un comentario