Día 6: Emociones exitosas






Mensaje diario
La meditación de hoy se centra en cómo es que nuestras opiniones sustentan nuestro éxito. Nada es más cercano a nosotros que nuestras emociones. La corriente de sentimientos que subyace en todos nuestros pensamientos y sensaciones físicas tiene una gran influencia en cada una de nuestras decisiones. Incluso después de un examen cuidadoso y racional, tendemos a tomar la decisión final con base en lo que nos parece correcto. Por esa razón, es fundamental que sanemos y entrenemos a nuestras emocione para ser aliadas fiables y de confianza. Queremos que nuestras emociones apoyen nuestro éxito.

Las emociones como el enojo, la depresión y la ansiedad pueden minar nuestro éxito, pero reprimirlas no es la solución. Las emociones necesitan moverse y establecerse en patrones de mayor quietud para poder apoyar de forma fiable nuestro éxito con visión, energía y alegría.

Nuestro pensamiento central de hoy es:

MIS EMOCIONES SON MI ALIADO MÁS ÍNTIMO



Texto audio


Bienvenido al día 6. Emociones exitosas

Nada es más cercano a nosotros que nuestras emociones. La mente puede imaginar razones a favor o en contra, para que nos cueste trabajo tomar decisiones. Para tener éxito, hay que ser decididos. Mientras a la mente puede parecerle muy difícil elegir qué hacer, nuestras emociones son mucho más confiables. Se ha dicho, con razón, que es mucho mejor sentir nuestro paso por la vida, que pensarlo. Sin embargo, hay que entrenar a las emociones exitosas para que se conviertan en aliadas de confianza. Las emociones pueden actuar en contra del éxito, el enojo, la ansiedad, la depresión y las obsesiones, plantean obstáculos en la vida de cada uno, al menos temporalmente, su cualquiera de estos estados emocionales negativos persiste y se vuelve crónico, los obstáculos para tener éxito suelen ser bastante serios. No estamos hablando de pensar positivamente cómo una solución, ni de tratar de mantenernos optimistas todo el tiempo, por el contrario, queremos llevar las emociones al grupo de apoyo que cada persona exitosa necesita tener en su interior, ¿cómo hacemos eso?, primero tenemos que estar conscientes de que las emociones están vinculadas con cada elección que tomamos, no podemos tomar decisiones puramente racionales, porque cada parte de nuestro cerebro participa en todo lo que sentimos, pensamos o hacemos. 

Los centros emocionales del cerebro nunca duermen, siempre están enviando sus aportaciones al cerebro racional o superior, por lo tanto, hay que hacer frente a nuestras emociones como nuestras compañeras y asesoras constantes, pueden ser enormemente positivas, porque las emociones son el camino hacia las reflexiones y la creatividad más profundas. En lugar de luchar o suprimir nuestras emociones positivas, hay que aceptar cada situación como un componente emocional. Revisa y pregúntate ¿Cómo me siento? 

Cuando analices tus emociones, hay que permitir que se expresen y se muevan, las emociones deben moverse, cuando uno las esconde, las niega o las reprime, se quedan atrapadas. Si sientes que tus emociones te causan malestar durante el día, haz lo posible por regresar a un estado de consuelo, la forma más sencilla es alejarse de la situación incómoda para estar solos a fin de poder respirar profundamente, centrarnos y sentarnos en silencio hasta que pase el malestar, si sigues sintiendo la emoción desagradable, recurre a tu ser emocional y di: podemos manejar esto y sentirnos mejor, prometo que me haré cargo de lo que está mal en cuanto pueda. Este tipo de negociación interna funciona muy bien, siempre y cuando le demos seguimiento, haz que el cuidado emocional sea parte de tu proceso de autocuidado, eres tus emociones.

Mientras nos preparamos para meditar juntos, consideremos por un momento nuestro pensamiento central:

MIS EMOCIONES SON MI ALIADO MÁS ÍNTIMO
 MIS EMOCIONES SON MI ALIADO MÁS ÍNTIMO

Ahora vamos a prepararnos para nuestra meditación, ponte cómodo o cómoda, y cierra los ojos, comienza a ser consciente de tu respiración y sólo respira lenta y profundamente, con cada respiración, permítete relajarte cada vez más, ahora poco a poco, incorpora el mantra: OM SHANTI OM, este mantra aquieta el cuerpo emocional y alivia el corazón, mientras repites el mantra, siente la turbulencia de tus emociones y asiéntate en la serenidad, repite en silencio, OM SHANTI OM - OM SHANTI OM - OM SHANTI OM, con cada repetición siente tu cuerpo, mente y espíritu abiertos, y recibe un poco más. Cada vez que te sientas distraído, distraída por los pensamientos o por los ruidos del entorno, simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra: OM SHANTI OM - OM SHANTI OM - OM SHANTI OM - por favor, continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escucharas tocar una suave campana OM SHANTI OM - OM SHANTI OM - OM SHANTI OM – repite en silencio OM SHANTI OM - OM SHANTI OM - OM SHANTI OM 

Es momento de liberar el mantra, sigue sentado relajado, inhala y exhala, lentamente, cuando estés lista, listo, abre los ojos despacio. Al transcurrir tu día ten en cuenta este pensamiento central:

MIS EMOCIONES SON MI ALIADO MÁS ÍNTIMO
 MIS EMOCIONES SON MI ALIADO MÁS ÍNTIMO
 MIS EMOCIONES SON MI ALIADO MÁS ÍNTIMO
Namasté 




No hay comentarios:

Publicar un comentario