Día 4: Un cuerpo exitoso





Día 4: Un cuerpo exitoso

Mensaje diario

Nuestro cuerpo es nuestro principal apoyo y aliado en todo el éxito que tenemos en la vida. Para ser nuestra base sólida de éxito, nuestro cuerpo debe estar alineado con el momento presente y con nuestras metas, valores y amores. Para ello, debemos liberar al cuerpo de las imágenes falsas que los medios de comunicación y la sociedad nos dicen que son el cuerpo ideal. Estas normas externas de belleza juvenil y atractivo no son los criterios para un cuerpo exitoso.

Para que tu cuerpo sea un verdadero aliado en una vida exitosa, solo necesita apoyar tu bienestar. Eso significa no solo salud física en general, sino además una sensación de energía y ligereza que mantiene tu conciencia en el momento presente en un estado de alerta, receptiva y creativa. Puedes tener ese tipo de cuerpo si lo tratas como un aliado querido y confiable. Si tomas elecciones respecto de tu cuerpo basándote en esto, él cuidará de tu bienestar y eso se manifestará en sí mismo como una vida exitosa.  

Nuestro pensamiento central de hoy es:

MI CUERPO ME DA LIGEREZA Y ENERGÍA 



Texto audio

Bienvenido al día 4, Un cuerpo exitoso.


Toda historia de éxito incluye el apoyo de otras personas. Los aliados que te apoyan desde el interior, son igual de importantes, el primer aliado es tu cuerpo, la plataforma física de todo lo que logras en la vida. 

Hoy comienza por incluir a tu cuerpo en tu intención general de ser exitoso, no en el futuro sino en el momento presente. La sociedad está obsesionada con el cuerpo como imagen visual, pero me gustaría que dejaras de pensar en términos de imagen, juventud o cualquier norma exterior de lo que se supone que es un cuerpo perfecto, en cambio piensa en términos de un cuerpo exitoso que únicamente tiene que cumplir un solo criterio, sumarse a tu bienestar. Puedes tener este tipo de cuerpo toda tu vida, de hecho, es el cuerpo con el que tú has nacido. Tu cuerpo te permite vivir en el presente, optimizar cada momento del día, tener una sensación de ligereza y energía y mantener todos los procesos de la mente y cuerpo en equilibrio. ¿Cómo se obtiene y conserva un cuerpo como ese? Primero, decides que tu cuerpo es tu amigo, un aliado de fiar, no es un problema, una fuente de infelicidad o algo usado, tampoco es una máquina para comer, trabajar ni dormir, es una creación viviente, inteligente y dinámica. Siempre que tomes una decisión de cómo lidiar con tu cuerpo, hazte una sencilla pregunta, ¿Así es cómo se trata a un amigo?, de inmediato sabrás qué hacer. La consideración y el cuidado, son temas fundamentales entre dos buenos amigos y esto es aplicable a tu cuerpo, que está dispuesto a apoyarte sin importar lo que le pidas, éste apoyo proviene de billones de células organizadas con un único objetivo: mantenerte en equilibrio.

Cuando descubras que te resistes a la dieta que se considera balanceada, el ejercicio moderado, las horas de reposo adecuadas y el manejo del estrés, que sabes que son buenos para ti, no luches contra ti mismo, no mires la situación como una lucha contra la debilidad o los malos hábitos, esas motivaciones negativas solo te desgastarán y acabarán haciéndote sentir más frustración. En cambio, celebra que tienes a un amigo de fiar que puede acompañarte en la meta más lejana y elevada que te has propuesto. Si estás a punto de descuidar y maltratar tu cuerpo, detente, y pregúntate: ¿Le haría esto a un amigo?, la respuesta correcta vendrá a ti de inmediato.

Mientras nos preparamos para meditar juntos, consideremos por un momento, nuestro pensamiento central: 

MI CUERPO ME DA LIGEREZA Y ENERGÍA
MI CUERPO ME DA LIGEREZA Y ENERGÍA 

Ahora vamos a prepararnos para nuestra meditación, ponte cómodo o cómoda, y cierra los ojos, comienza a ser consciente de tu respiración y sólo respira lenta y profundamente, con cada respiración, permítete relajarte cada vez más, ahora poco a poco, incorpora el mantra: OM RAM RAMAYA - este mantra activa el equilibrio, la fortaleza y la sanación del cuerpo, mientras repites el mantra, ve como tu cuerpo irradia la luz de la vitalidad.

Repite en silencio, OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA – con cada repetición, siente tu mente, cuerpo y espíritu, abiertos y recibe un poco más. Cada vez que te sientas distraído, distraída, por tus pensamientos o por los ruidos del entorno, simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - por favor, continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escucharas tocar una suave campana, OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA – repite en silencio, OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA - OM RAM RAMAYA –


Es momento de liberar el mantra, sigue sentado y relajado, inhala y exhala, lentamente, cuando estés lista, listo, abre los ojos despacio. Al transcurrir tu día ten en cuenta este pensamiento central:

MI CUERPO ME DA LIGEREZA Y ENERGÍA
 MI CUERPO ME DA LIGEREZA Y ENERGÍA

Namasté



No hay comentarios:

Publicar un comentario