Día 10: Midiendo lo que importa




Mensaje diario

La meditación de hoy tiene que ver con hacer que todas decisiones sean inteligentes, y corresponde a la segunda letra del acrónimo “SMART”, que en español significa: “Haz todo mensurable”. Si obtenemos retroalimentación confiable y mensurable de nuestro progreso, podemos tomar decisiones inteligentes e informadas. Al evaluar nuestro trabajo en términos mensurables, seguimos en control de nuestro progreso, nuestro tiempo y nuestros recursos. Así sabemos en qué aspectos hay que reducir y redireccionar nuestra atención y energía. Lo más importante, al ser capaces de medir todo, podemos tomar decisiones inteligentes alineadas con nuestros valores y metas valiosas. Nuestra meditación de hoy nos ayuda a mantener esa conciencia flexible que nos permite permanecer alineados con nuestro propósito más profundo, mientras controlamos las circunstancias y detalles de la vida de tal modo que podamos tomar decisiones informadas. Es como cuando un navegante fija el rumbo hacia una isla remota, mientras supervisa las olas, el viento y las corrientes a lo largo del camino.

Nuestro pensamiento central de hoy es:

CONTROLO MI VIDA SABIENDO LO QUE CUENTA 



Texto audio

Día 10, Midiendo lo que importa
Ayer aprendimos que cada letra del acrónimo “Smart” define una estrategia específica para abordar las elecciones que debemos tomar. Después de la “S” que significa, ve por más de lo que aspiras, viene la “M” que quiere decir, Haz que todo sea mensurable, ¿Por qué es importante?, suena a que necesitas una licenciatura en estadística o convertirte en contador. Sin embargo, hacer algo mensurable, se trata en realidad de tener el control, si pierdes el control de tu día, sucede lo mismo con tu visión, para tener éxito debes considerar que eres exitoso todos los días, y esto requiere saber cual es la situación en realidad. Estás en control cuando sabes qué entra y qué sale, estas en control cuando te apegas a la realidad y no te dejas llevar por un estado de ánimo cambiante, la ansiedad, la preocupación o el estrés. Estas razones tienen que ver con saber, cual es tu saldo, porque cuando sabes cuánto dinero tienes a tu disposición, puedes gastar en aquello que es más importante para ti. Vamos a aplicar este principio a las decisiones que conducen al éxito.

¿Cuál es la medida del éxito?, así es como lo sabemos: Mides el tiempo que requieres para hacer lo que quieres, evalúas tu energía física y mental, inviertes tu tiempo y energía según un plan, sin dejar nada demasiado abierto, mides los resultados con regularidad, eliminas las cosas que no están produciendo resultados, tienes medidas internas que te dicen cuando estás en un buen o en un mal lugar, y confías en ellas.

Nadie puede hacerlo todo, incluso si fuera posible no hay suficiente tiempo para eso. Siéntate a solas y piensa en el futuro para alcanzar tu meta valiosa, que también invertiste tu tiempo y energía en la meta hoy, ¿el tiempo que invertiste fue productivo y satisfactorio o no? ¿cómo le contarías a alguien sobre tus avances en términos reales? Hacer una evaluación como esta con regularidad es uno de los rasgos más fuertes de la gente exitosa, así se aseguran de no perderse en fantasías, mientras el tiempo se les escapa.

Ser un visionario requiere un mapa para llegar a la meta y el mapa cambia todos los días, pero al medir tu progreso te mantienes en control del proceso que se está desarrollando.

Mientras nos preparamos para meditar juntos, consideremos por un momento, nuestro pensamiento central:

CONTROLO MI VIDA SABIENDO LO QUE CUENTA
 CONTROLO MI VIDA SABIENDO LO QUE CUENTA 

Ahora vamos a prepararnos para nuestra meditación, ponte cómodo o cómoda, y cierra los ojos, comienza a ser consciente de tu respiración y sólo respira lenta y profundamente, con cada respiración, permítete relajarte cada vez más, ahora poco a poco, incorpora el mantra: SHARAVANA NAMAH – este mantra, le da a tu mente la capacidad de rastrear detalles sin perder la visión del todo – mientras repites el mantra observa ligeramente como tu atención evalúa los datos sobre el contexto hacia la meta a la que te diriges, - repite en silencio SHARAVANA NAMAH SHARAVANA NAMAH SHARAVANA NAMAH - con cada repetición, siente tu cuerpo, mente y espíritu abiertos y recibe un poco más. Cada vez que te sientas distraído, distraída, por tus pensamientos o por los ruidos del entorno, simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra: SHARAVANA NAMAHSHARAVANA NAMAHSHARAVANA NAMAH - por favor continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escucharás tocar una suave campana: SHARAVANA NAMAH SHARAVANA NAMAH SHARAVANA NAMAH - repite en silencio, SHARAVANA NAMAH SHARAVANA NAMAH SHARAVANA NAMAH -

Es momento de liberar el mantra, sigue sentado y relajado, inhala y exhala, lentamente, cuando estés listo, lista, abre los ojos despacio. Al transcurrir tu día ten en cuenta este pensamiento central:

CONTROLO MI VIDA SABIENDO LO QUE CUENTA
 CONTROLO MI VIDA SABIENDO LO QUE CUENTA 
CONTROLO MI VIDA SABIENDO LO QUE CUENTA.


Namasté


No hay comentarios:

Publicar un comentario