Día 13: El tiempo del éxito




Mensaje diario

Hoy meditaremos con el propósito de aprender a convertirnos en maestros de nuestro tiempo. Esta meditación se relaciona con la última letra del acrónimo “SMART”, que en este caso significa: “Ten fechas límites”. Aunque nuestro verdadero yo es atemporal, vivimos y experimentamos en tiempo secuencial. Por ese motivo, todos los días debemos respetar y administrar nuestro tiempo hábilmente, de tal modo que podamos sincronizar nuestros biorritmos con la naturaleza. El Dr. Daniel Siegel analizó cómo podemos utilizar nuestro tiempo para que sustente nuestro bienestar y crecimiento interior. Enlistó siete formas de pasar el tiempo:
·                Tiempo para dormir: alcanzar el sueño reparador.
·                Tiempo para ejercitarnos: dedicar tiempo a movernos y permitir que       nuestro cuerpo se active
·                Tiempo para concentrarnosestar a solas durante un rato, para concentrarnos en lo importante
·                Tiempo interior: es el tiempo para la meditación, la oración o la reflexión
·                Tiempo exterior: dejar tiempo para habitar el aquí y el ahora y descansar en la existencia
·                Tiempo de juego: tiempo para divertirnos y disfrutar
·                Tiempo de conexiónel tiempo privado e íntimo que pasamos con los que amamos y nos importan

La meditación de hoy sincronizará la conciencia individual con los tiempos y el ritmo del universo.
           
Nuestro pensamiento central de hoy es:

PERMITO QUE EL FLUJO DEL TIEMPO ME HAGA AVANZAR 

“Tu verdad es el primer secreto del éxito”. – Ralph Waldo Emerson

Texto audio
Día 13 El tiempo del éxito
La última letra del acrónimo “Smart” es la “T” que en este caso significa, "establece fechas límites”. Establece un tiempo para actuar y un tiempo para que los resultados se manifiesten en ti, no digo esto como experto en eficiencia, no quiero que te vuelvas esclavo del tiempo, todo lo contrario. 

En un estado totalmente despierto, cada día se siente atemporal, te has expandido y eres libre sin restricciones. Tal vez parezca una paradoja, pero el camino a lo atemporal se da a través del tiempo, esto se debe a la forma en la que nuestros cerebros procesan la experiencia, acontecimiento por acontecimiento en línea recta desde la mañana hasta la noche. En realidad, tu verdadero yo es atemporal, no estamos limitados por el tiempo. Sin embargo, para todo hay un tiempo y una estación bajo el sol. 

Todos los seres vivos tienen un ritmo natural y cuando encuentras tu momento adecuado, todo lo que necesitas para el éxito se desarrolla de manera natural. En términos prácticos, te pido que lidies con el tiempo como si fuera algo que pudieras dominar. El mejor modelo que he visto para esta habilidad de dominar el tiempo, es del psiquiatra Daniel James Seitel, de la Julca quien buscó la mejor forma de tener, un cerebro sano que sustente el bienestar de la persona. El uso óptimo es, distribuir tu tiempo de tal modo, que cada día tengas siete formas de invertirlo, son: tiempo para dormir, tiempo para ejercitarnos, tiempo para concentrarnos, tiempo interior, tiempo exterior, tiempo de juego, tiempo de conexión. 

Esto nos muestra una guía para dominar el tiempo, para que funcione a nuestro favor y no en nuestra contra. Al comenzar tu día pon atención a las siete áreas, porque nutren cada aspecto del crecimiento personal:

Tiempo para dormir, te das tiempo para alcanzar un sueño reparador
Tiempo para ejercitarnos, te das tiempo para moverte y permitir que tu cuerpo se active.
Tiempo para concentrarnos, estuviste a solas un rato para concentrarte en lo que es importante para ti.
Tiempo interior, dejaste unos momentos para la meditación, la oración o la autorreflexión.
Tiempo exterior, qué tiempo del día destinaste sencillamente a habitar el aquí y el ahora, descansando en la existencia.
Tiempo de juego, te diste tiempo para divertirte de manera despreocupada.
Tiempo de conexión, Hubo tiempo privado para estar con los que amas y te importan.

Estas no son sólo partes de un día bien planeado, optimizan distintas áreas del cerebro y por lo tanto conducen directamente a la conciencia expandida y a un sentido de plenitud.

Mientras nos preparamos para meditar junto, consideremos por un momento, nuestro pensamiento central:

PERMITO QUE EL FLUJO DEL TIEMPO ME HAGA AVANZAR
PERMITO QUE EL FLUJO DEL TIEMPO ME HAGA AVANZAR

Ahora vamos a prepararnos para nuestra meditación, ponte cómodo o cómoda, y cierra los ojos, comienza a ser consciente de tu respiración y sólo respira lenta y profundamente, con cada respiración, permítete relajarte cada vez más, ahora poco a poco, incorpora el mantra: OM KALA NAMAH – este mantra, armoniza tu vida con el flujo natural del tiempo – mientras repites el mantra, siéntete relajado, sabiendo que tienes todo el tiempo del mundo – repite en silencio: OM KALA NAMAH - OM KALA NAMAH - OM KALA NAMAH - con cada repetición, siente tu cuerpo, mente y espíritu abiertos y recibe un poco más. Cada vez que te sientas distraído, distraída, por tus pensamientos o por los ruidos del entorno, simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra: OM KALA NAMAH - OM KALA NAMAH - OM KALA NAMAH - por favor continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escucharás tocar una suave campana: OM KALA NAMAH - OM KALA NAMAH - OM KALA NAMAH

Es momento de liberar el mantra, sigue sentado y relajado, inhala y exhala, lentamente, cuando estés listo, lista, abre los ojos despacio. Al transcurrir tu día ten en cuenta este pensamiento central:

PERMITO QUE EL FLUJO DEL TIEMPO ME HAGA AVANZAR
PERMITO QUE EL FLUJO DEL TIEMPO ME HAGA AVANZAR
PERMITO QUE EL FLUJO DEL TIEMPO ME HAGA AVANZAR
Namasté


No hay comentarios:

Publicar un comentario