jueves, 28 de noviembre de 2013

APRENDER A AMAR


Algunas religiones nos han inculcado que venimos a la Tierra a sufrir, que si no sufrimos no nos merecemos las felicidad o el cielo, y esta es una creencia judeo-cristiana errónea que ha hecho mucho daño, que ha hecho desgraciadas a muchas gentes, una creencia basada en la ignorancia, la superstición y el desconocimiento de nuestra verdadera finalidad en este mundo. La verdad es que no venimos a la Tierra a sufrir, si no a aprender del sufrimiento, que es muy distinto. No es tanto sufrir como objetivo final, sino más bien utilizar el dolor y el sufrimiento como un medio de aprendizaje. Y ¿qué nos pueden enseñar el sufrimiento y el dolor...? Pueden enseñarnos algo muy básico e importante: a AMAR. Puedes empezar a sustituir esa creencia absurda en otra: “Vengo a la Tierra para aprender a AMAR”, y comprobarás que al alimentarla y vivir según ella, tu existencia empieza a adquirir un sentido totalmente distinto y tu mundo cambia de color.

Nadie quiere sufrir, y esto es evidente e indiscutible. Aunque una mitad de nuestro ser es de origen divino (parte Espiritual), la otra mitad de nosotros es de origen animal (parte Material), y esa mitad animal está instintivamente orientada hacia la supervivencia: huye del dolor a toda costa y busca la satisfacción de las necesidades más básicas. Desde el punto de vista puramente instintivo, esa tendencia es incuestionable. Pero no sólo somos un animal, también somos un ángel, un ser divino, y lo que quizá no sabíamos es que huyendo del dolor no encontramos ninguna solución válida a los problemas básicos de nuestra existencia, si no que siempre vivimos en una absurda y eterna lucha contra lo que llamamos “el mal”, y ninguna lucha tiene fin, no hay guerra que se pueda ganar, pues el mismo acto de luchar alimenta cada vez más al supuesto “enemigo”, sea cual sea éste : una persona negativa, un vecino pesado, una molestia, un pensamiento, un problema, un defecto, una emoción, una enfermedad, un virus o una adversidad. Tampoco se trata de aguantar, resistir, someterse, reprimir, humillarse o mendigar, ese sería el otro extremo y es igual de absurdo que la lucha o la huida.
         
La única salida posible del dolor y del sufrir consiste en el Amor. Nuestra consciencia o alma decidió venir a este planeta precisamente para aprender a amar a través del dolor, y hasta que no aprendemos eso no podemos desprendernos del sufrimiento. Hemos subrayado la frase para que no pierdas tanto el tiempo. En realidad como seres divinos no necesitamos el dolor para vivir, pero sí lo necesitamos para aprender algo a través de él, y ese algo es la gran lección universal del AMOR, una palabra tan trillada, gastada, mal empleada, distorsionada y mal entendida que a pesar de ello sigue siendo la lección pendiente y vigente más grande para la mayoría de seres humanos. Como seres espirituales venimos a este mundo para redimir el sufrimiento y transformarlo en energía amorosa. ¿Quién iba a hacerlo si no...?
        
¿Cómo podemos relacionar el AMOR y el DOLOR?, ¿no son cosas opuestas? Con el amor podemos transformar el dolor. Los traumas nos endurecen y cierran el corazón. El amor es el fuego del corazón, pero el fósforo que enciende ese fuego es el dolor; si el corazón está endurecido y cerrado, no podemos encender el fuego del amor sin la cerilla del dolor, el cual ablanda lo que está endurecido y abre de nuevo el corazón. En la escuela nos enseñaron una ley física que dice que “la energía no se crea ni se destruye, sólo se TRANSFORMA”. Y es cierto. No puedes crear dolor porque ya existe en este mundo; simplemente lo atraes a tu vida cuando necesitas aprender a amar y a transmutar, a ser un mago. Es cierto que el ignorar las leyes de la naturaleza nos hace sufrir, y la principal ley de la naturaleza es la ley del AMOR. Tampoco puedes destruir el dolor porque es una forma de energía, y cuanto más lo rechazas más lo alimentas, más energía le das y más crece. Lo único que puedes hacer con el dolor, como energía que es, es TRANSFORMARLO en otra cosa. ¿Transformarlo en QUÉ...? en Amor. Tu mente dirá “qué absurdo...”, y probablemente jamás se te habrá ocurrido tal cosa, pero es la mejor opción, de hecho la única opción posible para hacer desaparecer el dolor y el sufrimiento de tu vida, aunque más que hacerlos “desaparecer” ya puedes entender que se trata de convertirlos en otra cosa que todos queremos como el aire que respiramos: AMOR, AMOR, AMOR. La energía es universal, neutra, y en origen no tiene una intención creadora concretizada; esa intención se la damos nosotros y la cualificamos con el pensamiento y la actitud, con el deseo y la acción, y eso es lo que hace que la energía se manifieste en una forma u otra forma. Nosotros somos los creadores, los alfareros, moldeadores o magos.
        
Muchas personas le tienen miedo al amor. Inconscientemente temen enamorarse y caer en el amor; podrían perder la cabeza, podrían perder el “control”, podrían volverse locos... también tenemos miedo al amor porque tememos el dolor. Nuestro inconsciente asocia la palabra “amor” a muchas formas de sufrimiento que hemos vivido como supuesto amor : rechazo, abandono, sometimiento, apego y dependencia, agresión, maltrato, carencia y vacío, soledad, desamparo, odio, desconfianza, celos, envidia, egoísmo, etc. También nos da miedo el amor porque es algo tan grande que nos asusta y no sabemos cómo asimilar y manejar, como un niño con 30 millones de euros en las manos. De hecho estamos más acostumbrados al apego, al rechazo o al odio que al verdadero amor, y como dice el refrán “más vale malo conocido que bueno por conocer...”. Lo que quizá no sabemos es que el miedo al amor o al dolor hace que lo atraigamos a nuestras vidas para enfrentarlo y superarlo, para APRENDER. No dejamos de atraer aquello que más tememos hasta que no lo miramos cara a cara y lo resolvemos. Tarde o temprano nos enfrentamos a ello, y cuanto más tarde sea, más sufrimos innecesariamente. Has de saber que precisamente atraes lo que te da miedo para aprender a hacer las paces con ello, y sobre todo para aprender a amarlo y ser uno con ello, alcanzar la unidad con ese aspecto de la realidad, fusionarte con él.
         
El amor es la fuerza transformadora de la existencia. El puro acto de amar es lo que transforma cualquier cosa. Cuando irradias tu fuerza amorosa a otro ser o a una parte de tu propio ser, tu energía empieza a transformar esa parte o persona, ocurre una transformación: lo que estaba a oscuras empieza a iluminarse, lo que estaba vacío se llena, lo que estaba frío o congelado comienza a calentarse y derretirse, lo que estaba débil o frágil se fortalece y adquiere fuerza, y sobre todo, lo que era rechazado, herido, odiado o abandonado empieza a sentirse acogido, sanado y AMADO.
         
Como ves, aprender a amar es el principal aprendizaje en este mundo, y cuanto antes aprendas antes dejarás de sufrir, porque el sufrimiento (tal como lo entendemos y vivimos habitualmente) sólo existe en los seres que todavía no han aprendido a amar. No importa demasiado lo que ames, y en el fondo da igual qué es lo que aprendes a amar, porque es el ACTO en sí mismo lo que te libera del sufrir. Puedes aprender a amar una situación, una persona, un animal, un objeto, una planta, una piedra, una parte de ti, una zona del cuerpo, un órgano o hueso, un defecto o imperfección, un miedo, un dolor, un odio, una herida afectiva, una carencia, un personaje tuyo, tu propio ego, lo que sea. Convéncete primero que es el simple y puro acto de amar lo que te enseña y te libera. Pregúntate hoy mismo: “¿qué es lo que más deseo eliminar de mi vida...?”, y empieza a aprender a amar eso, a transmitirle tu fuerza amorosa, tu luz, y observa qué es lo que sucede. Leerlo y decir “¡Ah, sólo es eso...!” no te ayudará en nada. Pero si lo haces incondicionalmente, no para que desaparezca si no para aceptarlo de verdad, de corazón (por eso es un aprendizaje y lleva un tiempo), descubrirás con sorpresa que ese aspecto de tu vida empieza a cambiar, y tú con él.
         
Pregúntate: “¿Qué prefiero, no tener problemas o SER FELIZ...? “. Los “problemas” son algo inherente a la condición humana como seres materiales, porque la materia es imperfecta y quiere evolucionar. Si en lugar de querer eliminar todos tus problemas tratas de aprender a desarrollar las actitudes adecuadas y a aprender lo que ellos te quieren enseñar, observarás que entonces ya no tiene importancia si hay problemas o no en tu vida, porque verás que tu felicidad no depende de ellos si no de tu ACTITUD hacia ellos. Ese es tu verdadero poder personal. ¡Cuánta gente hay sin problemas y desgraciada...!, ¡cuántas personas hay con problemas y llenas de paz y plenitud...!. Entonces, ¿qué es lo que se nos escapa? Muy sencillo: la lección pendiente del Amor.
         
Has de saber que estás hecho de amor, de una sustancia o energía llamada “amor”, que el amor ES tu naturaleza. Fuiste creado por un acto de amor. Detrás de toda unión sexual voluntaria, por animal y física que sea, subyace el sentimiento de amor, aunque sólo sea por un fugaz instante, porque la fuerza que aproxima, conecta, une y fusiona a dos seres para crear vida es la energía amorosa. Eres el resultado del milagro de la creación a través del amor. Dos seres se unieron por medio del “pegamento universal”, la fuerza cohesiva del amor, y como fruto de esa unión amorosa tú fuiste creado como ser físico para que tu ser espiritual pudiera venir y manifestarse en este plano de existencia. ¡Piénsalo por un momento!, por muy poco que hubiera, en tu padre y tu madre se dio en un instante la suficiente cantidad de amor para que tú nacieras. ¡Y estás aquí, en este mundo...!, ¡has sobrevivido gracias a ese poco o mucho de amor, ya que si no, no hubieras sobrevivido...!. Muchas crías huérfanas de animales y humanos sucumben y mueren por falta de calor y amor.
         
Esto te demuestra que estás hecho literalmente de amor, y que todo tu ser se mantiene vivo gracias a esa fabulosa energía universal que lo sustenta todo y a todos. Los planetas giran en torno al sol por la fuerza magnética del amor, los electrones orbitan alrededor del núcleo del átomo gracias a la misma fuerza, los seres de la tierra somos atraídos por ella porque la fuerza amorosa adopta la forma de la fuerza de gravedad, y todo el universo y las galaxias es mantenido con un delicado pero eterno y eficaz equilibrio gracias a la fuerza divina del amor, una fuerza que la ciencia ha estudiado en diversas expresiones y etiquetado con variados nombres. Todos los átomos, sales, células, tejidos, glándulas y órganos de tu cuerpo se mantienen coherentemente unidos gracias a la poderosa fuerza de atracción y cohesión que es el amor, lo que tú llamas “vida”, porque la vida es la fuerza amorosa de la creación, es exactamente la misma cosa.  Esta es la razón por la que funcionan las “curaciones milagrosas”: allá donde diriges conscientemente tu fuerza amorosa, allá es adonde se dirige la energía vital que nutre y sana, es el alimento primordial de todas las formas de vida, grandes y pequeñas, simples y complejas. No existe ser viviente que no entienda el lenguaje universal del amor, todos ellos buscan el único alimento que existe.
         
Si puedes aceptar la idea de que estás literalmente hecho de amor (y esto no es una metáfora), también puedes aceptar que sin amor no puedes vivir. Podrás sobrevivir, pero no vivir con plenitud y dignidad como te mereces. Qué triste que la mayoría de personas en lugar de vivir ¡únicamente sobreviven!, más bien vegetan como una especie de zombis andantes, una mente controladora metida dentro de un cuerpo animal que responde lo mejor que puede, pero nada más. Pero cuando el individuo despierta de su estado semi-vivo (más exactamente semi-muerto) y se da cuenta de su cruda realidad, entonces empieza a sentir, a sentir, a sentir cada vez con más intensidad, y lo primero que siente es cuán falto y vacío de amor se encuentra, cuán congelado estaba; descubre que estaba más muerto que vivo, porque quien no ha experimentado el amor está medio muerto, ya que el Amor es Vida. Dice el evangelista Juan en la bíblia: “Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor”. Cuando no puedes amar no te despidas del amor, despídete de ti. Tomar consciencia de esto puede ser una ducha fría muy desagradable, un reconocimiento muy duro, pero es la verdad, y muchas veces la verdad duele porque nos arranca de cuajo astillas clavadas en el corazón desde hacía mucho tiempo, demasiado tiempo.
         
Si en lugar de no tener problemas lo que quieres es ser feliz, lo primero que has de hacer es reconocer que sin amor no puedes vivir; puedes sobrevivir, como los zombis, pero no VIVIR. Y si quieres vivir de verdad y aprovechar esta vida al cien por cien, tienes que plantearte cambiar todas tus creencias y actitudes respecto al AMOR y al DOLOR, y comprometerte contigo mismo a aprender a amar y a transformar el dolor en amor. Te aseguro que eres capaz de hacerlo, sólo tienes que darte la oportunidad, el tiempo y la confianza para aprender a hacerlo.
         
Aunque tu mente racional, que quiere entender todo antes de vivirlo y experimentarlo, te hará mil preguntas y pondrá mil pegas y justificaciones para no cambiar, todas ellas “válidas”, tu corazón te dice que todo lo que has leído hasta aquí es así, es cierto, aunque no lo puedas aún demostrar porque te falta la experiencia. Si quieres obtener la experiencia que te demostrará lo que tu corazón ya sabe, has de tomar la decisión de abrirte a la vida, de abrir tu corazón tanto al amor como al dolor; al dolor que hay congelado en tu corazón desde a saber cuándo, y al grandioso amor que todo ese dolor oculta y congela. Es una decisión muy importante, porque si la tomas va a cambiar toda tu vida entera. Has venido a la Tierra para aprender muchas lecciones, y de todas ellas aprender a AMAR es la más importante de todas.

El sufrimiento es la ausencia de amor. Si una persona es capaz de amarse completamente como le ama Dios, puede dejar su cuerpo físico sin necesidad de dolor o enfermedad. No necesitamos atraer enfermedades o sufrimiento y utilizarlo como una excusa para irse. Hay que volver de nuevo una y otra vez para aprender a amarnos. La medida en que todavía rechazas partes de ti es la medida en que aún no sabes amarte completamente. La mente asocia la muerte física con el dolor y el sufrir porque cree que todo se acaba, porque no ha aprendido a amarse y porque se identifica y apega a lo que no es. Sufrimos al dejar el cuerpo porque nos resistimos al cambio, a la transformación. Hay un flujo inevitable en el universo, un movimiento que te conduce de un estado a otro, y luchar contra él es perder y sufrir. Si no has tratado bien tu cuerpo, si no has tratado bien tus emociones, si no has tratado bien tu mente, si no has tratado bien tu ego, todavía no has aprendido el amor, y el resultado es el dolor, llámale sufrimiento o enfermedad. Ese dolor te hace la vida infeliz, y te hace morir sufriendo. El único purgatorio está en nosotros, y ante las puertas hacia el otro lado, cada persona al final de su vida se enfrenta a sí misma y se examina en la lección del Amor. ¿Cuánto ha aprendido a amar? ¿Cuánto rechazo queda todavía por disolver? ¿Cuántas partes de sí mismo aún están por aceptar? Morir no es sufrir, sino la actualización de cuánta ausencia de amor ha habido en tu vida terminada.
        

  El texto de este atículo está extraído de la introducción del libro "CAMINO DE SANACIÓN EMOCIONAL" de Ricard Montseny, ediciones Indigo

Extraído: http://www.centrohidra.com/desarrollo-evolutivo/aprender-a-amar.html

sábado, 23 de noviembre de 2013

El almor es un estado natural del ser


Amados maestros, nunca olviden: el Amor es un estado natural de Ser. El amor es una condición innata, de afirmación de la vida… Cuando el amor es la fuerza irradiadora en sus vidas, el temor desaparece. El temor es creado por la ausencia de amor. El temor es un estado de la mente creado al acceder a las formas de pensamiento distorsionadas, de baja frecuencia. Cuando ustedes se vuelven hacia su interior y acceden a ese manantial-pozo de amor dentro de su Corazón Sagrado, este primero invade su Ser Interno; el resto entonces irradia hacia el mundo. Como resultado, comenzarán a ver a través de ojos filtrados por energía amorosa, lo cual cambiará la forma en que ustedes perciben a las personas en su vida – también afectará cómo ustedes enfrentan los desafíos diarios y las oportunidades – un recubrimiento de energía amorosa crea milagros.

Para convertirse en un Auto Maestro, deben esforzarse por integrar el hemisferio izquierdo y el derecho de su cerebro para que puedan acceder a su Mente Sagrada. También es vital que integren los atributos masculino/femenino y las virtudes de la plantilla perfecta Adam y Eva Kadmon de su Súper Alma-Yo universal. (ADAM=ÁTOMO* EVA=EVOLUCIÓN).

Por favor, tomen unos minutos para sentarse en silencio y volverse a su interior enfocándose en su Centro del Corazón Sagrado. Sientan la expansión de su Centro de Poder Solar al adentrarse más y más profundamente dentro de su Cámara del Corazón Sagrado. Sientan el amor abrumador que irradia lentamente a través del cuerpo de ustedes, porque ahora están conectados con su Célula Divina del Núcleo Diamante, la cual contiene el preciado Átomo Semilla de su Esencia Divina. Allí hay un suministro inagotable de Partículas Adamantinas esperando que ustedes las activen con su intención amorosa. Es una experiencia tangible, amados. Es real, y es el sentimiento más maravilloso, y sublime que puedan experimentar mientras están en un vehículo terrenal, porque habrán accedido a la pura Esencia amorosa de nuestra Madre/Padre Dios.


Su cuerpo de base carbono está regresando gradualmente a la forma de base silicio/cristalina de su Cuerpo de Luz perfeccionado. A un nivel u otro, todos los Seres humanos se esfuerzan por tener una personalidad infundida por el Alma y en unidad con su Yo Alma y Súper Alma-Yo Superior. Consciente o no de esto, hay un Átomo Semilla de memoria enterrado profundamente dentro de la Célula Divina del Núcleo Diamante de cada Alma en la Tierra – un deseo íntimo de buscar y alcanzar la sintonización cósmica. Su Pirámide de Luz personal de quinta dimensión es su santuario celestial dónde ustedes comenzarán gradualmente a integrar las frecuencias, atributos y cualidades de la cuarta dimensión superior, y eventualmente los niveles de entrada de la quinta dimensión. Dentro de estos reinos superiores de existencia, hay sub-dimensiones de Luz, fuego Sagrado, sonido y color.


EL FUEGO SAGRADO: Nada puede escapar a la irradiación e influencia magnética de la Luz rarificada del Creador que ahora invade nuestro Sub-universo, galaxia, sistema solar, la Tierra y la humanidad. Los Rayos Cósmicos de Luz del Creador elevarán la conciencia de ustedes, y acelerarán su sintonización con la sabiduría superior de la Mente Cósmica, encendiendo por tanto las claves y códigos de la ascensión. La Luz del Creador Supremo y los Rayos Refractados que contienen los diversos atributos, cualidades y virtudes de la conciencia del Creador, se irradian hacia el universo mediante los grandes Arcángeles a través de poderosas corrientes cósmicas. Estas corrientes han sido denominadas el Río de la Vida. Es importante que ustedes entiendan que hay RAYOS DEL CREADOR así como RAYOS DE DIOS. Hay un imperio de Galaxia Dorada que reina sobre cada mundo Sub-universal. Dos grandes Seres se convierten en la Súper Alma Suprema de un Sub-universo – un Padre/Madre Dios designado – que reside dentro del Gran Sol Central Sub-universal.


Durante esta era de cambio monumental transformativo, los Rayos del Creador Supremo, que contienen corrientes poderosas de Conciencia Divina, se emiten hacia dentro del Gran Sol Central de cada universo. Estos Rayos de frecuencia superior de Luz del Creador se envían entonces hacia los soles que Súper Iluminan cada Sub-universo. Desde dentro del Núcleo del Corazón Sagrado de nuestro Padre/Madre Dios, estos Rayos cósmicos de nueva infusión, los cuales contienen el nuevo Anteproyecto Divino para este Sub-universo, se irradian entonces hacia fuera y hacia dentro de cada galaxia subsiguiente. Estos nuevos Rayos poderosos pasan entonces a través del sol central de cada sistema solar, el sol de cada planeta, y eventualmente a la humanidad en el planeta tierra.

Muchos de ustedes se sienten abrumados y no pueden entender que tiene que ver toda esta información complicada con ustedes personalmente. Les aseguramos amados, que cada uno de ustedes es afectado por el influjo de energía de frecuencia superior, lo crean o no. La humanidad está en medio de un gran cambio evolutivo, el cual implicará muchas pruebas y desafíos, así como oportunidades maravillosas. Ustedes están aprendiendo a utilizar los dones y habilidades que han permanecido dormidos durante siglos y siglos. A ustedes no se les juzga por su grado o nivel de autenticidad a medida que avanzan hacia los reinos de la verdad iluminada, solo por su determinación.

Cada persona que canaliza o manifiesta información encontrará un seguimiento para el nivel de conocimiento que imparte – que en su mayoría no ha estado disponible con anterioridad – intuiciones, herramientas y métodos que ustedes necesitarán para recorrer la espiral de ascensión. A veces ellas pondrán de manifiesto la inocencia del Espíritu, una naturaleza gentil amorosa que resuena con el amor incondicional, como un ejemplo resplandeciente de un verdadero maestro. Otras pueden enseñar las lecciones del discernimiento, muy posiblemente a través de experiencias dolorosas, para que ustedes entiendan que ya no pueden darle más su verdad o su poder al otro.

Es un tiempo en el que cada vez más y más de ustedes, aquellos que han despejado algunas de las distorsiones dentro del Sendero de Luz, el cual se extiende desde su Chacra Corona hasta su Divina Presencia YO SOY/Yo Dios, comienzan a desarrollar sus habilidades telepáticas. Su intuición y pensamientos inspirados aumentan porque ahora ustedes están escuchando los susurros de su Yo Alma. Es una ocasión maravillosa cuando están listos para reconectarse con las muchas facetas de su Yo Divino.

En los últimos treinta años o algo así, una gran diversidad de mensajeros y maestros amorosos, dedicados, han sido lanzados a la arena del servicio público para darles a ustedes acceso a la multitud de nueva información cósmica que comenzó a derramarse cuando el velo etérico o la cuarentena fueron levantados de la Tierra. Sin embargo, con la gran diversidad de nueva información, mucha de la cual estaba/está en armonía con los conceptos y enseñanzas de la Jerarquía y los Seres de Luz, todavía había/hay información que se manifiesta en formas de pensamientos que se filtran a través de los sistemas de creencias y realidad del mensajero – información conflictiva y confusa – alguna parcialmente cierta, mucha verdad ensombrecida, y aún algunas falacias distorsionadas tomadas de los mitos de la conciencia de masas. Hace mucho, les hicimos una advertencia: “procesen siempre cualquier nueva enseñanza a través de su Corazón/Mente Sagrada antes de aceptarla como su verdad”. El discernimiento es una parte integral de la Auto-Maestría.

Lo que le sucede ahora a aquellos de ustedes en la vanguardia, los Mostradores de Camino, es esto: ustedes experimentaron el proceso de liberación de todo lo que pensaban que era importante en su realidad de tercera dimensión, renunciando a sus relaciones disfuncionales y a sus posesiones no esenciales. Su percepción de qué y quienes son ustedes ha avanzado y se ha expandido tremendamente a medida que avanzaban en armonía y sincronización con su Yo Superior – accediendo gradualmente a energía más refinada, frecuencias superiores, nueva información y mayor sabiduría. Como resultado, ustedes eventualmente se sintieron más cómodos dentro de su realidad de cuarta dimensión a medida que se abrían paso a través de todas las energías emocionales negativas que surgían borboteando desde lo profundo dentro de su mente subconsciente, barriendo y trasmutando percepciones fuera de moda. Las frecuencias de Luz pulsantes, transformadoras también reverberaron a través de las profundidades de su estructura celular y comenzaron a liberarse de todas las formas de pensamiento atemorizantes y restrictivas que se han acumulado a lo largo de las eras – removiéndolas, expulsándolas para ser liberadas y reemplazadas con sustancia de Luz Divina.

Muchos de ustedes portan recuerdos antiguos, dolorosos, de engaño y abandono, de cómo fueron atrapados eventualmente dentro del cuerpo físico y cómo ya no podían salirse de este a voluntad. Habían olvidado que su tarea consistía en enfocarse e integrar al Espíritu dentro del cuerpo físico – para convertirse en una extensión de su Divina Presencia en la manifestación, desarrollo y perfeccionamiento de la vida en la expresión física – vía el cuerpo mental, emocional, astral/de deseos, a través del libre albedrío. Es aquí donde se torció el experimento y comenzó una relación de amor/odio con el vehículo físico que ha continuado y se ha ampliado a lo largo de las eras. Miren a su alrededor a toda la humanidad. Cuán lejos han caído desde los vehículos perfectos, magníficos dentro de los cuales ustedes encarnaron al principio en el planeta Tierra – el hermoso diseño, la estructura increíble, intrincada que ustedes habitaron originalmente.

Hubo quienes fueron grandes líderes, forjadores de poder y autoridad en muchas vidas pasadas. Ustedes juraron antes de encarnar en esta vida que una vez más, aceptarían el reto y que esta vez tendrían éxito. Pueden ver lo que se ha obtenido como resultado del mal uso de estos dones. ¿Cuándo, quienes están ahora en el poder, aquellos líderes naturales que siempre parecen dar un paso al frente para dirigir e influir en la humanidad, van a despertar y a entender cuán grande es el don que se les ha otorgado? Deben entender que estos dones les serán retirados y eventualmente virados en su contra, si ellos no asumen la responsabilidad con respecto al gran honor que les fuera otorgado, y comienzan a utilizar sus habilidades adecuadamente para el beneficio de todos.

Hay muchos de ustedes que tienen los talentos potenciales para convertirse en sanadores eficientes y en guardianes – una forma muy honorable de servir a la humanidad. Muchos están utilizando estos dones tal y como debían ser utilizados, pero muchos más se han aprovechado de las masas y han utilizado de manera inapropiada su conocimiento y habilidades para controlar a la humanidad amasando grandes fortunas. Y hay una equivocación con respecto al hecho de que ser un servidor o guardián de la humanidad no es una tarea o empeño digno, y muchos han sido menospreciados o se han aprovechado de ellos al ser ‘menos que’ o no tan importantes como aquellos que desarrollan otras tareas o vocaciones. No se equivoquen, estas amadas, Almas abnegadas, son imprescindibles para el bienestar de la humanidad y son también emisarios Divinos del Creador.


Quienes vinieron con un amor abrumador por el Creador y por su hermoso planeta han sentido una gran responsabilidad por la Tierra. Ustedes siempre han sabido (aún antes que fuera una creencia popular o un concepto aceptable), que la Tierra es una entidad viviente, que respira. Ustedes sienten una gran afinidad por la naturaleza y por la maravillosa diversidad y la grandeza de la flora y la fauna que la Madre Tierra le ofrece como un regalo a la humanidad. Muchos de ustedes sienten un dolor profundo personal, casi un asalto a su propio Ser ante el mal uso, el abandono y la destrucción egoísta que la humanidad le ha inflingido a este, una vez perfecto, prístino paraíso. Ustedes son los que se sienten más en paz en las montañas, en los bosques o sentados en la orilla viendo la maravilla de las olas al subir, pulsar y fluir, tratando de aliviar a su afligido planeta.

Envíen su energía amorosa, queridos – sientan el poder surgir dentro de su Ser a medida que incorporan las frecuencias más elevadas posibles, y entonces trasmitan esta energía sanadora hacia la Tierra. Visualicen como la Luz sanadora, transformadora, fluye, limpiando y sanando la red etérica de la Tierra. Esta es la misión de ustedes, su parte del Plan Divino. Ustedes saben quienes son. Ustedes sabrán que ésta es su misión por la alegría, serenidad y sentido de paz que sienten cuando se permiten ser un instrumento de sanación para la Madre tierra.

Algunos de ustedes han estado recibiendo pensamientos desconectados y perturbadores, y están soñando vívidamente y en gran detalle. Les decimos que están comenzando a acceder a algunas de sus vidas paralelas, a algunas de las Chispas de Luz, de su Yo Superior, que están experimentando otras dimensiones. Muchos de ustedes que podrían catalogarse como que están en el ‘carril rápido de la ascensión’, están en el proceso de integración de cada vez más fragmentos de su Yo Superior y como resultado, pueden estar experimentando mucha información confusa y conflictiva. A veces pueden experimentar información distorsionada y formas de pensamiento que no parecen pertenecerles, y otras veces, pueden recibir intuiciones maravillosas, y nuevos conceptos profundos. Permitan que estos nuevos conceptos se filtren lentamente en su conciencia, y si resuenan como verdad dentro de su Mente y Corazón Sagrado, es apropiado que los integren y que utilicen el nuevo conocimiento. Sin embargo, al igual que con las nuevas emociones y pensamientos que brotan desde dentro de su Ser y que están basados en el temor o negatividad de cualquier índole, vean las formas de pensamiento que no están basadas en el amor o en la alegría, trasmutadas instantáneamente en sustancia pura, de Luz Divina y libérenlas.

Mis valientes guerreros, no se desanimen. Ahora es el momento de manifestar el regalo del Primer Rayo de Voluntad/Poder Divino. A ustedes se les está probando y verificando para ver si pueden erguirse y conquistar sus mayores temores, y ver si pueden y si aceptarán el coeficiente total de Luz del Creador que se les ofrece. Están haciendo progresos increíbles. Las sombras y las esquinas oscuras de la Tierra y las mentes de la humanidad en general, no serán capaces de resistir por mucho tiempo la irradiación de la Luz del Creador. Mantengan su visión con firmeza. Tengan coraje y estimulen a los demás mientras ustedes marchan valientemente hacia la Luz del mundo futuro. Estamos a su lado y los envolvemos en un aura del amor de Dios, YO SOY el Arcángel Miguel.

Transmitido a través de Ronna Herman http://www.ronnastar.com/ 

Extraído