Día 2: El éxito aumenta el amor




Nuestra meditación de hoy tiene que ver con entender qué tan importante es el amor para nuestro éxito. Podríamos pensar que nuestras relaciones y pasiones, así como cuidar de nosotros mismos y de los demás tal vez solo sean factores pequeños en nuestro éxito en general en la vida. Sin embargo, estos lazos de amor definen nuestro núcleo emocional y nos dicen quiénes somos y cómo estamos conectados con el mundo. Estas corrientes de amor, cuidado y pasión son lo que despierta nuestra creatividad y nos anima a cumplir grandes cosas en la vida. Al tener acceso a tu amor, estás afincando tu éxito en tus valores y verdades principales. Al vivir tu vida desde ese centro de amor, sólo puedes tener éxito.

Nuestro pensamiento central de hoy es:


ESTOY AQUÍ PARA TRAER MÁS AMOR AL MUNDO 



Texto audio

Bienvenido al día 2, El éxito aumenta el amor.

Otro aspecto importante del éxito es la capacidad de amar y ser amado, una vida exitosa se extiende hasta las dimensiones espirituales más elevadas. Pero también debe ser práctica en el aquí y ahora, si puedes aumentar el amor en el mundo, si te amas en el cambio hacia el éxito y si te identificas con el amor como tu valor personal más profundo, has comprendido lo que es el éxito verdadero. Quién vive con gran éxito se da cuenta de que nada es más importante que el amor ya que incluye lo siguiente: siente pasión por lo que hace todos los días, se siente emocionalmente conectado o conectada con quién comparte su pasión y le ayuda a tener éxito, encuentra la semilla de la dicha en su interior y la sigue de manera intuitiva, ama el planeta lo suficiente como para conservarlo y no hacer nada para dañarlo. En conjunto estas cadenas de amor son la base emocional que inspira a la gente ha hacer cosas grandes, de manera cotidiana el amor nos recuerda que estamos interconectados.

Davis Foster, quien alcanzó éxito mundial en las telecomunicaciones, que tenía la capacidad de pensar en todos dijo: “Si quieren tener éxito, que ese no sea su objetivo, sencillamente amen lo que hagan, y aquello en lo que crean, y el éxito llegará naturalmente”. Puede que te de miedo hacer lo que amas, si tu estado de conciencia aun no se a expandido, sólo cuando suceda podrás ver que tanto potencial tienes en tu interior, una vez que sigas el flujo de tu propia intuición y amor.

Siéntate en silencio y céntrate en tu persona, visualiza algo o  alguien a quién ames de verdad, elige un momento que sobresalga por la dicha absoluta que te hizo sentir, piensa en ese momento, percibe la sensación que crea en ti, esa sensación, es algo que posees, se ha vuelto parte de ti, por lo tanto, puedes manifestarla siempre que lo desees, todo lo que necesitas, es, un momento de quietud, un estado concentrado de calma y la intención de llevar el amor a la superficie. Así es como materializarás la segunda parte del éxito y harás que forme parte de tu proceso diario, como algo vivo, vibrante, valioso y confiable. Esta habilidad solo requiere tener conciencia de uno mismo, pero alimentará a la mente y el cuerpo y te mantendrá en contacto con tu felicidad, además de hacerte más consciente de, quién eres y de lo que realmente importa. El amor se encuentra en la fuente misma del verdadero yo, y el éxito llega fácilmente cuando tu verdadero yo es un guía de fiar.

Mientras nos preparamos para meditar juntos, consideremos por un momento nuestro pensamiento central: 

ESTOY AQUÍ PARA TRAER MÁS AMOR AL MUNDO
 ESTOY AQUÍ PARA TRAER MÁS AMOR AL MUNDO 

Ahora vamos a prepararnos para nuestra meditación, ponte cómodo o cómoda, y cierra los ojos, comienza a ser consciente de tu respiración y sólo respira lenta y profundamente, con cada respiración, permítete relajar cada vez más, ahora poco a poco, incorpora el mantra AHAM PREMA, AHAM PREMA, éste mantra ayuda a encarnar el amor en cada acción, mientras repites el mantra, visualiza como te abres a tu estado verdadero de amor y compasión, repite en silencio AHAM PREMA, AHAM PREMA, AHAM PREMA, con cada repetición siente tu cuerpo, mente y espíritu, abiertos y recibe un poco más. Cada vez que te sientas distraído, distraída por tus pensamientos o por los ruidos del entorno simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra, AHAM PREMA, AHAM PREMA, AHAM PREMA, por favor continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escucharas tocar una suave campana, AHAM PREMA, AHAM PREMA, repite en silencio, AHAM PREMA, AHAM PREMA, AHAM PREMA (16.43)

Es momento de liberar el mantra, sigue sentado y relajado, inhala y exhala, lentamente, cuando estés lista, listo, abre los ojos despacio. Al transcurrir tu día ten en cuenta este pensamiento central: 

ESTOY AQUÍ PARA TRAER MÁS AMOR AL MUNDO
ESTOY AQUÍ PARA TRAER MÁS AMOR AL MUNDO
ESTOY AQUÍ PARA TRAER MÁS AMOR AL MUNDO


                              
 Namaste


No hay comentarios:

Publicar un comentario