viernes, 9 de septiembre de 2011

Que nada nunca nos separe.

No es blanca, no es negra,
no es latina, ni africana, ni oriental…
La sangre, para todos roja,
es la esencia de la vida que heredamos todos, todas,
de un solo Dios y Padre.

No es sólo americano o europeo el aire,
Pertenece a toda parte de la tierra el mar.
Que de veras sea humana esta humanidad
Que la justicia pueda dar a luz la paz-

Si a todos nos albergan la misma tierra, el mismo aire,
que nada nunca nos separe.
Que toda la evolución, como agua abundante de la vida,
Pueda fluir por nuestra sangre.

Que lo de todos sea nuestro
Y lo nuestro pueda unirlo todo:
Músicas y danzas.
Sueños y esperanzas,
La tierra, el sol, el agua
la cultura, la religión, el alma.

Que ya las religiones nunca nos separen
Y podamos ser sencillamente espirituales.
Que nos unan a la vida sus ritmos ancestrales
conmoviendo hasta el amor nuestras entrañas.

Que nos unan sobre todo nuestras diferencias
para que el surco de la tierra sea fértil tolerancia
para que las patrias todas sean Tierra Patria
y toda la tierra sea
Pacha Mama
Madre tierra,
Gaia.
Jorge Carvajal P.


más artículos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario